Remo

Las mujeres de San Vicente de la Barquera sacan el remo

Mujeres y niñas de todas las edades han encontrado en el remo una actividad deportiva que les permite disfrutar de la ría de San Vicente/José García
Mujeres y niñas de todas las edades han encontrado en el remo una actividad deportiva que les permite disfrutar de la ría de San Vicente / José García

El tradicional deporte ha dejado de ser sólo cosa de hombres y el Club de Remo Barquereño cuenta con ya con varias tripulaciones formadas por féminas

VICENTE CORTABITARTE San Vicente de la Barquera

El remo, y más concretamente el de las traineras o bateles, es una actividad deportiva históricamente ligada a los hombres. Sus orígenes se remontan a la época en la que los marineros utilizaban la fuerza de sus brazos, junto con el viento, para llegar a los caladeros de pescado. Aquel interés inicial por ser los primeros en llegar derivó posteriormente en las competiciones deportivas, en las que durante mucho tiempo el único papel que llegaban a tener las mujeres era, como mucho, ser las madrinas de los trofeos.

Hace ya algunos años que las nuevas generaciones de chicas han renunciado a ese papel meramente decorativo para pasar a tomar las embarcaciones. En San Vicente, a través del Club de Remo Barquereño que aglutina la afición a este deporte en la villa, también se ha vivido este mismo proceso.

Tras el nuevo impulso que ha tomado en los últimos años esta histórica entidad, bajo la dirección de sus actuales responsables, las niñas comenzaron a interesarse por este deporte y a ocupar poco a poco más espacio en las actividades del Club, completando cada año mas tripulaciones en nuevas categorías: alevín, cadetes, mixtas...

Seis mujeres compiten en la liga de bateles absoluta porque no encuentran rivales en la región para su categoría de veteranas

Pero la gran novedad en esta temporada ha sido el lograr reunir a un grupo de 6 mujeres que están compitiendo en la categoría absoluta, aunque en realidad les correspondería hacerlo en la de veteranas, pero en la actualidad no existe esta competición al no haber ningún otro equipo en la región.

A ellas esta circunstancia no las ha echado para atrás, están acudiendo a las competiciones de la liga con la desventaja de su edad, pero tienen claro que su objetivo no es el ganar sino el disfrutar de este deporte viviéndolo como protagonistas y no como meras espectadoras que era a lo que estaban acostumbradas desde niñas.

Las hermanas Adela y Maite Lamillar, Yésica Saavedra, Rosa Noriega, Marta Parra y Charín Sampedro, forman la nueva tripulación.Todas ellas son trabajadoras y en algunos casos amas de casa, lo que no les impide reservar parte de su tiempo durante varias tardes a la semana para acudir a entrenar y competir algunos fines de semana en otros puertos de la región.

La oportunidad de hacer deporte al aire libre y en un entorno privilegiado como la ría de San Vicente es una de las razones que más las animó para acercarse el Club de Remo Barquereño. «Remando por la ría me emociono, la veo de una manera especial, en ocasiones he disfrutado de unas puestas de sol únicas» reconoce Rosa Noriega. Yésica Saavedra llevaba a su hija muchas tardes a la sede del Club, al final se animó y han terminado remando madre e hija.

José García

La tripulación alevín femenina ha logrado el subcampeonato de la Liga Regional

Deportividad y solidaridad

Poco les importa los callos que han ido endureciendo en estos meses en sus manos y en sus nalgas o los moratones que algunas de ellas muestran en sus piernas por caídas al entrar o salir de la embarcación, «esto es una superación para nosotras, como el competir en la liga de bateles en la categoría absoluta, en todas las regatas en las que participamos hemos vivido mucha deportividad, solidaridad y reconocimiento a nuestro esfuerzo», señalan.

Satisfacción y emoción que les gustaría compartir con otras mujeres o jóvenes de San Vicente o del entorno, por lo que las animan a que acudan a probar esta experiencia.

De manera diferente lo viven las tripulaciones de chicas más jóvenes. También sienten de igual manera el disfrutar de este deporte, pero a la vez también tienen el afán competitivo y ya se están empezando a ver los primeros frutos. Recientemente la tripulación alevín de bateles ha logrado el subcampeonato de la Liga Regional.

Como patrona tienen a la joven de 14 años Rosa Espinoza que también dirige la de las categorías cadetes, absoluta y una mixta. Al principio se acercó hasta el Club porque remaba su hermano mayor, pero desde hace 5 años pasa todo el tiempo que puede en las instalaciones de la antigua nave del calafate. «En su momento probé, me gustó y para mi se ha convertido en un estilo de vida», señala, convencida de que seguirá durante muchos años. «Algunas en el instituto me decían que el remo era un deporte de niños, pero a mi daba igual, se está viendo que también es un deporte de niñas», aclara por si alguien tiene alguna duda.

José García.

San Vicente de la Barquera cuenta con la mejor instalación posible para la práctica del remo gracias a su ría como un espacio excepcional, seguro y muy atractivo para poder realizarlo a lo largo de todo el año.

A ello se suma en la actualidad una instalación en tierra que reúne muy buenas condiciones, sobre todo si lo comparamos con épocas pasadas, disponiendo de amplios locales y un equipamiento que les permite complementar la práctica del remo con otros ejercicios físicos en un gimnasio propio y también realizar el remo cuando las condiciones climatológica o del mar no lo aconsejan. Situada en una gran parte de la antigua nave del calafate, enclavado a pie de agua, les permite unir las actividades en tierra y mar sin problemas y con cómodos accesos para las embarcaciones.

Allí cuentan con un completo gimnasio, vestuarios, duchas, foso de banco fijo, simuladores de remo y un amplio espacio para almacenar el material y embarcaciones.

El Club de Remo está abierto a la participación de todo aquel que lo desee, aunque está especialmente enfocado para potenciar la escuela de remo, con los niños y niñas entre los 9 y 17 años como principales protagonistas. Se ofrece las dos modalidades de remo, la tradicional de banco fijo y la de banco móvil o remo olímpico que se inició el pasado año y que está alcanzando un gran auge. Cada año están creciendo contando en la actualidad con 63 remeros, 48 federados y el resto sin federar que acuden para hacer remo de ocio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos