Nueva formación en medio ambiente

El ciclo se desarrolla en un entorno natural donde los alumnos podrán realizar prácticas. /Javier Rosendo
El ciclo se desarrolla en un entorno natural donde los alumnos podrán realizar prácticas. / Javier Rosendo

El IES Foramontanos de Cabezón de la Sal es elegido por la Consejería de Educación para ofertar un nuevo grado de Formación Profesional

Lucía Alcolea
LUCÍA ALCOLEACabezón de la Sal

El Instituto Foramontanos de Cabezón de la Sal pondrá en marcha a partir del próximo curso un nuevo Grado Superior de Educación en Control Ambiental. La iniciativa parte de la Consejería de Educación del Gobierno de Cantabria, que ha creado esta oferta educativa con el fin de satisfacer la demanda de trabajadores especializados en este ámbito de las empresas del sector. «Es un honor y un orgullo que hayamos sido el centro elegido para desarrollar este programa», explica el director del centro, Manuel Sánchez, «con el que formaremos a alumnos de Grado Superior en un tema tan importante como es el medio ambiente». «Se trata de una de las áreas estratégicas de cara al futuro de todos», indica también el jefe de estudios del instituto, David Buitrago. La apuesta de la Consejería pasa por formar a los estudiantes de manera que sean capaces de efectuar controles de la calidad del aire o del agua; o de educar a los niños y mayores en el cuidado y el respeto de la naturaleza; así como de concienciar sobre la lucha contra el cambio climático.

El nuevo ciclo se une a la ya de por sí amplia oferta formativa del centro de educación secundaria de Cabezón de la Sal en Formación Profesional, puntero en Cantabria y referencia para los alumnos y alumnas de la región. La formación en medio ambiente actualiza esta oferta y la sitúa a la altura de la coyuntura actual. «Las personas que se formen en este campo, ejercerán su actividad en una organización de carácter público privado que tenga como objetivo la formación en el medioambiente y su cuidado», apunta el director. El ciclo se caracteriza por el amplio abanico de salidas profesionales que tiene. Así, «una vez se supere el programa, se podrá trabajar como programador de actividades ambientales, guía, intérprete de patrimonio natural, monitor de la naturaleza, agente medioambiental, monitor de equipamientos ambientales...». Existe por tanto una «enorme» variedad de puestos de trabajo que van a tener que cubrirse en este aspecto y gracias a esta formación «habilitaremos a personas para ello».

La oferta además no va solamente dirigida a personas que quieran desarrollarse en el entorno rural, sino que también tiene salidas profesionales en el entorno urbano, «ya que hablamos de educar para mejorar la calidad del aire que se respira en las ciudades o de los ríos cercanos a sectores industriales». Se trata de ámbitos «en los que hay un déficit de profesionales», de ahí la apuesta de la Consejería de Educación. Los módulos o asignaturas que componen el ciclo «resultan también muy motivadoras». Se estudian asignaturas como 'la estructura dinámica del medio ambiente' y la 'gestión ambiental', entre otras. Y módulos de cartografía o de cómo desenvolverse en el medio, habilidades sociales, actividades de uso público, etc.

«El ciclo tiene salidas tanto en el entorno rural como en el entorno urbano»

La iniciativa surge en un momento en que cada vez son más las personas que se preocupan por cuidar el medioambiente y en el que es patente el daño que el ser humano está causando en el planeta. La concienciación en este sentido es cada vez mayor y por tanto también aumentan las actividades que se ponen en marcha para combatir ciertas prácticas contraproducentes. «Lo estamos viendo con los propios alumnos, ya que cada vez luchan más por proteger lo que nos rodea». Eso sí, en el área de forestales del centro, «existe un debate entre los estudiantes que defienden la naturaleza y están muy concienciados y entre los que piensan más en la productividad».

Y es que el nuevo ciclo está muy relacionado con la familia profesional de agraria y forestal del IES Foramontanos, donde la formación también está ligada al cuidado del medioambiente». Los estudiantes que eligen estos programas cuentan además con el entorno ideal para poder desarrollarse. «Tenemos al lado el monte Corona, que es una de las masas forestales más importantes, y los árboles en Cantabria crecen continuamente, por lo que es una maravilla poder realizar esta actividad formativa en la comarca», opina David. Además de lugares destinados a la producción de madera, se cuenta con reservas naturales donde se mantiene la diversidad y que se destinan más al disfrute y uso lúdico. En el centro educativo cuentan además con un amplio programa de 'Erasmus +', que ha permitido a los profesores del centro relacionarse con otros formadores de Europa y viajar para conocer cómo se ponen en marcha estas actividades fuera de nuestras fronteras.

«La Formación Profesional está en auge y nuestro centro continúa siendo una referencia, con ciclos diversos que se adaptan a todos los perfiles, prueba de ello es que la Consejería nos haya elegido», dijeron.