El proyecto para el nuevo puente sobre el Saja en Ruente está a punto de completarse

Vista del antiguo puente, dañado por las riadas, desde el lado contrario de la carretera donde se encuentra el argayo. /Javier Rosendo
Vista del antiguo puente, dañado por las riadas, desde el lado contrario de la carretera donde se encuentra el argayo. / Javier Rosendo

El alcalde de la localidad ha propuesto a Obras Públicas que se repare un camino entre Sopeña y Monte Aá para facilitar el paso mientras se realizan los trabajos

Lucía Alcolea
LUCÍA ALCOLEACabezón de la Sal

El proyecto para ejecutar las obras de construcción del nuevo puente sobre el río Saja que da acceso a Monte Aá, en Ruente, finalizará este mes de julio, para seguidamente, dar comienzo a los trabajos. La Consejería de Obras Públicas informó hace unos días al alcalde de la localidad, Jaime Díaz, sobre el transcurso del programa para levantar esta infraestructura, que une la zona donde en enero se produjo un argayo como consecuencia de las fuertes lluvias, en la carretera autonómica CA-180, con las praderías situadas al otro lado del río. Las graves inundaciones que padeció entonces Cantabria afectaron al anterior puente, que será derruido, ya que su estructura quedó seriamente dañada.

El proyecto contempla construir uno nuevo y unir el núcleo de Ruente con las fincas colindantes de una forma segura.

El consejero de Obras Públicas, José Luis Gochicoa, explicó que durante los próximos días «mantendrá un encuentro con la Confederación Hidrográfica del Cantábrico para ultimar algunos detalles puntuales del documento y poder finalizar el proyecto cuanto antes». Después, comenzarán los trámites administrativos necesarios para su ejecución. Ante los plazos que se manejan y a pesar de que el titular de Obras Públicas aseguró que los trabajos comenzarán «con la mayor prontitud, previsiblemente en los meses de septiembre u octubre», es probable que el puente «no esté aún finalizado para el próximo invierno». Por lo que el alcalde de la localidad, Jaime Díaz, ha propuesto a la Consejería la reparación del camino que une Sopeña con Monte Aá, para facilitar mientras el paso de los ganaderos a las fincas que se encuentran al otro lado del río.

Está previsto que las obras comiencen en el mes de septiembre u octubre

La plataforma cumple un papel fundamental en la localidad, ya que conecta el núcleo de este término municipal con la zona de pastos al otro lado del río Saja, donde se desarrolla la actividad ganadera. Mientras llega una solución y ante el corte de la vía, algunos vecinos han optado por construir una especie de pasarela peatonal alternativa que les permite acceder a sus fincas sin las medidas de seguridad pertinentes. Existe otra opción para llegar «pero tendrían que recorrer otro camino de muchos kilómetros», aclaró el consejero cuando se planteó el proyecto.

Se trata de una obra de competencia municipal, por lo que se necesita el visto bueno del Ayuntamiento para elaborar el proyecto. El alcalde mantuvo una reunión con Gochicoa hace unas semanas en la Consejería, donde se plantearon posibles soluciones. El objetivo es adjudicar las obras a finales de este año y que den comienzo a principios del 2020, adelantó Gochicoa, «siempre y cuando las inclemencias meteorológicas no retrasen nuestras previsiones». Díaz se mostró «muy agradecido» por la disposición del Gobierno regional para atender sus peticiones, dar una respuesta rápida y solventar el problema generado en la zona.

Por otro lado, las obras para eliminar el argayo de Ruente se encuentran ya muy avanzadas. Los dos carriles de la vía fueron abiertos de forma permanente el pasado mes de mayo, después de tres meses en los que tan solo se podía transitar por un carril. Mientras tanto, continúan los trabajos para retirar los restos del desprendimiento, recomponer la calzada y asegurar la ladera.