Quejas vecinales por la celebración de conciertos en Villapresente

Imagen de archivo de un barrio de Villapresente./Luis Palomeque
Imagen de archivo de un barrio de Villapresente. / Luis Palomeque

Un residente denuncia ante el Ayuntamiento lo que considera un incumplimiento de la ordenanza de Protección de la Convivencia Ciudadana

Sara Torre
SARA TORREReocín

La ordenanza de Protección de la Convivencia Ciudadana del Ayuntamiento de Reocín, publicada en el Boletín Oficial de Cantabria en marzo de este año, ha sido objeto de polémica estos días tras las reiteradas peticiones de un vecino al Ayuntamiento para que la acate en lo relativo al ruido que genera un establecimiento hostelero ubicado delante de su casa, en la localidad de Villapresente, organizando eventos musicales.

El vecino en cuestión, Jesús Pérez, muestra en sus escritos su disconformidad ante la concesión de autorizaciones «de forma indiscriminada» para la celebración de conciertos en directo en la terraza de un local del pueblo.

Así, el vecino, se remite a la ordenanza, cuya aprobación causó gran polémica en el municipio por ser pionera y a la vez por ser tan escrupulosa en algunos aspectos y pide que se cumpla. «Se establece que las emisiones acústicas provenientes de actuaciones empleando instrumentos musicales queda sometida a la previa autorización municipal», expone el vecino, para insistir en que «no se está controlando por ninguna autoridad municipal».

También destaca el punto donde se señala que las autorizaciones se otorgarán en periodos o fechas tradicionales y conmemorativas y podrán limitarse a días y horarios concretos, en zonas comerciales de especial afluencia de público. «Esta limitación se está pasando igualmente por alto una y otra vez, cada vez que se firma una autorización, dado que se conceden indiscriminadamente sin que esa condición de fecha tradicional o conmemorativa se produzca», dice.

Por todo ello, Pérez ruega que se respete el objetivo principal de dicha ordenanza, «que es lograr el bienestar colectivo y organizar la comunidad de tal forma que se consiga una convivencia ciudadana en paz y en igualdad de derechos y obligaciones».

A su entender, el alcalde, Pablo Diestro, se pasa por alto este respeto, «firmando las autorizaciones la misma persona que firma la ordenanza que lo regula».

Respuesta municipal

Por su parte, el alcalde de Reocín defiende que se ha seguido la Ley de Espectáculos y al hostelero se le ha autorizado a celebrar conciertos condicionado a que no supere el nivel de ruido y, aunque el Ayuntamiento no dispone de medios de control para ese nivel, se ha personado la Guardia Civil en el lugar, a petición del vecino.

Diestro insiste en que el establecimiento ha presentado toda la documentación que se le ha requerido y en que el secretario ha hecho informes favorables. Además, destaca que «todas las actuaciones están finalizando a las diez de la noche».

«En todo momento, lo que se pretende es que se cumpla la legalidad y lo que no podemos, en ningún caso, es posicionarnos. Si hay un informe que me diga que no se puede hacer, pues no lo haré, pero si no lo hay, pues lo tengo que autorizar», finaliza el regidor del Ayuntamiento de Reocín.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos