Ruiloba quiere que El Mozucu sea Fiesta de Interés Turístico Regional

Imagen de la celebración de El Mozucu en la década de los sesenta. /DM .
Imagen de la celebración de El Mozucu en la década de los sesenta. / DM .

Se ha creado una comisión que organizará diversas actividades con motivo del 200 aniversario de esta celebración

Sara Torre
SARA TORRERuiloba

El municipio de Ruiloba cumple doscientos años desde celebró su fiesta de El Mozucu por primera vez y lo celebrará con un extenso programa de actividades que se desarrollarán a lo largo del año 2019, aunque los actos centrales tendrán lugar en torno al 9 de setiembre, día de la celebración.

Para ello se ha creado una comisión organizadora formada por representantes municipales y particulares que voluntariamente se han adeherido para aportar sus ideas y su trabajo. Una de las primeras iniciativas ha sido solicitar a la Consejería de Turismo declarar la fiesta de Interés Turístico Regional, para lo que se ha presentado una vasta documentación y próximamente se celebrará una reunión con los representantes de la Consejería, en la que también se abordará el tema de posibles ayudas.

Además, el Ayuntamiento de Ruiloba se ha comprometido a habilitar una partida económica en los presupuestos para desarrollar algunas actividades. También está previsto organizar alguna rifa y solicitar colaboración de empresas privadas. «La finalidad es que el bicentenario, además de la celebración de la fiesta, sea una oportunidad para dar a conocer Ruiloba a toda Cantabria», explica Javier San José, uno de los organizadores.

Con este objetivo, en abril se mostrará una exposición fotográfica con imágenes de lo que ha sido la fiesta durante este tiempo. También, se va a crear el 'bosque del bicentenario', para lo que se plantarán treinta castaños en una zona que aún está por definir, que servirán como recuerdo y legado de la celebración.

También se ha planteado realizar distintas actividades por los diferentes barrios de Ruiloba y dirigidas a personas de edades variadas. Y crear una revista con los testimonios de cómo viven la fiesta personas de diferentes edades.

La fiesta de El Mozucu se crea en 1989 como muestra del agradecimiento a la Virgen del Remedio, por haber acabado con una epidemia de peste que hubo aquel año y costó numerosos muertos.

Seguidamente, se celebran una serie de procesiones y rogativas a la virgen. Se celebra una reunión en el barrio de Pando y se decide hacer una peregrinación anual. A esa procesión se suman numerosos vecinos ya que se estableció que debería ir al menos una persona de cada una de las familias donde hubiera habido un fallecido por la peste.

Desde entonces, se ha venido celebrando de manera regular hasta la actualidad, aunque el carácter eminentemente religioso haya ido dando paso al ocio.