San Vicente retoma el proyecto de urbanización de la zona de la playa

Dos operarios trabajan en la mejora de una de las calles del entorno de las playas. /V. C.
Dos operarios trabajan en la mejora de una de las calles del entorno de las playas. / V. C.

Los trabajos se iniciaron en el mes de mayo y posteriormente fueron aplazados durante el periodo estival por la gran afluencia de gente

VICENTE CORTABITARTESan Vicente de la Barquera.

En los pasados días se iniciaron los trabajos de la segunda fase del proyecto de ordenación y urbanización de la playa de San Vicente de la Barquera, actuación que ejecuta la empresa Amplibur SL con una inversión que ronda los 100.000 euros que están financiados íntegramente por el Consistorio barquereño con cargo al remanente positivo de tesorería del año 2017.

Esta actuación, tras el desarrollo de todo el proceso administrativo, se inició en el pasado mes de mayo, por lo que ante la imposibilidad de acabar todo el proyecto antes del verano se decidió ejecutarlo en dos fases ante el grave problema que podría provocar realizar dichos trabajos durante el periodo estival por la intensa actividad que se registra en esa zona de la villa y al afectar directamente a los viales de acceso a las playas por los que transitan miles de vehículos diariamente en ese periodo.

Durante el mes de mayo y junio se construyó una isleta situada en el inicio de esa área urbana, dejando una zona para carga y descarga. También se ejecutó la ordenación del tráfico tanto en la venida principal de Francisco Giner de los Ríos como en las calles interiores, ordenación que se realizó con pequeñas obras y una nueva señalización que permitió crear en todo ese entorno medio centenar de nuevas plazas de aparcamiento.

Los estacionamientos serán reordenados y se efectuarán mejoras en la seguridad vial

Las obras que se acaban de retomar en estos días se centran en la construcción de una acera en toda la vía urbana que va desde la playa del Tostadero hasta la de Merón por el vial situado entre los terrenos del Camping el Rosal, zona en la que hasta ahora no había un espacio delimitado para el paso de peatones por lo que se veían obligados a transitar por la calzada o entre medio de los coches aparcados.

Durante el pasado verano ya se prohibió el aparcamiento en esa zona que quedó delimitada para el uso de los peatones mediante vallas. En este terrenos es en el que ahora se trabaja para construir la nueva acera que contará con una decena de puntos de luz, iluminación de la que carecía hasta el momento.

Aprovechando el desarrollo de estos trabajos el Ayuntamiento de San Vicente está instalando bajo la nueva acera una canalización del proyecto de aguas separativas que se contempla ejecutar en un futuro próximo con el fin de eliminar o al menos aminorar los problemas de inundaciones que se sufren en esa zona en momentos de intensas lluvias. Estas obras que se ejecutan en esta segunda fase de la urbanización del entorno de las playas permitirán, en un futuro, agilizar los trabajos en la red de saneamiento.