La alcaldesa de Piélagos se querellará contra la portavoz del PP por injurias

Verónica Samperio./Roberto Ruiz
Verónica Samperio. / Roberto Ruiz

La líder municipal socialista, Verónica Samperio, espera que Carmen Bedoya se retracte de sus acusaciones sobre el contrato de prensa

Sheila Izquierdo
SHEILA IZQUIERDORenedo de Piélagos

La secretaria general de la agrupación socialista de Piélagos y, a su vez, alcaldesa del municipio, Verónica Samperio, presentará una querella por injurias contra la portavoz del grupo municipal del PP, Carmen Bedoya, si ésta no se retracta públicamente por las declaraciones que realizó en relación a la tramitación del expediente de contratación del 'Servicio de Gabinete de Prensa, Comunicación, Redes Sociales y Contenidos y Alojamiento Web del Municipio'.

En concreto, Samperio se refirió a la nota de prensa que remitió el PP local, en la que Bedoya anunciaba que su grupo había solicitado la paralización urgente de los trámites de dicho contrato de prensa porque, dijo, «sólo pretende dar una falsa imagen de legalidad a la contratación dirigida por la alcaldesa para beneficiar a una empresa que ya tiene preseleccionada y mantener a su periodista de confianza».

En el comunicado de la discordia, el que remitió el PP esta semana, Carmen Bedoya tachaba de «indecente e inmoral» que el Ayuntamiento se gaste 120.000 euros a cuatro meses de las elecciones en un contrato de prensa y comunicación de dos años de duración, «que en lugar de ser institucional, es utilizado para la promoción personal y comunicación de la alcaldesa Verónica Samperio (PSOE) y su equipo de gobierno (PSOE-PRC)».

Además de cuestionar su legalidad y tramitación, la portavoz del grupo popular acusaba a la alcaldesa de haber sacado a licitación el citado contrato «sospechosamente», con tan sólo quince días naturales de plazo para la presentación de ofertas, en mitad de las fiestas navideñas y a cuatro meses de las elecciones municipales. Para los populares, como añadieron, este contrato es un «disparate mayúsculo».

Verónica Samperio quiso salir ayer a la palestra no sólo para desmentir lo expuesto por la líder popular, sino también para desmontar «todas y cada una de las falsas afirmaciones» realizadas por Bedoya, dijo. Para ello, se basó en el informe jurídico, elaborado por el jefe del servicio de Contratación del Consistorio, que no sólo corrobora que se ha garantizado la transparencia y publicidad de la tramitación, sino que los plazos establecidos han sido los recogidos en el artículo 159 de la Ley 9/2017 de Contratos del Sector Público, por lo que concluye que el expediente resulta ser plenamente de acuerdo a derecho.

Siete días de plazo

«A la vista de lo expuesto y ante la gravedad de las acusaciones vertidas no sólo contra mi persona sino contra los empleados municipales que han participado en la redacción del pliego que debe regir este contrato público, he decidido emprender acciones legales contra la portavoz popular por injurias», ha explicado este viernes Samperio, añadiendo una condición para no llegar hasta esos límites. Así, Carmen Bedoya dispone de un plazo de siete días para retractarse públicamente de las declaraciones realizadas. En caso de no hacerlo, Samperio presentará formalmente la citada querella por injurias contra la líder popular.

En este sentido, la alcaldesa de Piélagos lamenta «profundamente» las insinuaciones veladas de prevaricación que el PP, a través de su portavoz en el Ayuntamiento de Piélagos, lanzó contra ella, pero también contra los empleados municipales que, en su opinión, «en ningún caso deben ni pueden consentirse».

«La crítica y la oposición en política debe sustentarse en la verdad de los hechos, pero nunca en falsas acusaciones o verdades a medias», ha aseverado la secretaria general de la agrupación socialista de Piélagos y alcaldesa del municipio.

«Estoy cansada del clima político actual, donde no sólo parece haber desaparecido la educación y el respecto sino en el que algunos se creen con derecho a insultar y difamar por norma», ha lamentado Samperio, quien ha querido recordar al PP que, «en política, como en la vida, no todo vale».