«En este barco no hay miedo»

El cantante Nando Agüeros, en la botadura de la embarcación en Oruña. /María Gil Lastra
El cantante Nando Agüeros, en la botadura de la embarcación en Oruña. / María Gil Lastra

Mujeres supervivientes al cáncer de mama botan la embarcación 'Viento del Norte'

Sheila Izquierdo
SHEILA IZQUIERDORenedo de Piélagos

Algunas dicen que han vuelto a nacer; otras, que hay un antes y un después con el cáncer de mama. Que, a partir de ahí, su vida cambia para siempre; y hay quienes ya no pueden contarlo... Para todas ellas, pero sobre todo para estas últimas, fue dirigido el acto de ayer en Oruña, en el que la Asociación 'Cantabria en rosa' botó la embarcación 'Viento del Norte' que tanto ansiaba poner en el agua para seguir remando en la lucha. Hubo mucha emoción y lágrimas -los recuerdos son inevitables y brotan sin casi pretenderlo cuando la ceremonia de los claveles rinde homenaje a los que se quedaron en tierra-. El 'Viento del Norte' acompañaba de fondo y el mismísimo Nando Agüeros se sumó a la embarcación para arropar la causa.

«En este barco no hay miedo». Lo decía la presidenta del colectivo, María Eugenia Calvo, nada más concluir el acto, orgullosa de haber logrado tanto en tan poco tiempo. La botadura del barco, que incluyó un minuto de silencio por aquellas luchadoras que no pudieron superar la enfermedad, permitirá que las afectadas por el cáncer de mama puedan seguir practicando 'BCS', un deporte relativamente novedoso en España, pero esta vez, en el agua. «Veníamos trabajando en banco fijo», comenta Calvo. El barco dragón -o 'Dragon boat', como se denomina en inglés- que ayer fue botado en el muelle de Oruña, tiene 9,3 metros de eslora, 200 kilos de peso y capacidad para diez remeras, más el tambor y el timonel. Está inscrito por la Asociación 'Cantabria en rosa' con el nombre de la canción que hizo conocido a Nando Agüeros (su 'Viento del Norte') y un 'mucho por vivir' como declaración de intenciones. Y es que, esta embarcación, con cabeza y cola de dragón procedentes de China, llevará a las luchadoras cántabras este año a una competición que se desarrollará en Murcia y pretende ser el principal estandarte de la lucha que mantienen ellas y sus familiares.

La cita, que se celebró en Oruña, contó con la presencia de Nando Agüeros

El barco, que ya navega por las ilusiones de las afectadas, es fruto de la solidaridad. Fue adquirido por la Asociación 'Cantabria en rosa' gracias a la organización, el pasado mes de marzo, del macrofestival solidario que llevó a cabo la Asociación Cultural de Mujeres de Piélagos, en colaboración con el Ayuntamiento y la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) en el teatro Vimenor de Vioño. Aquella cita permitió recaudar 5.394 euros con la venta de entradas y de papeletas para el sorteo de distintos regalos, donados por empresas y particulares y, el dinero restante hasta los 6.500 euros (IVA no incluido) que costaba la embarcación, fue sufragado por el Consistorio de Piélagos. «Y los diez remos de carbono que nos ha comprado la Junta Vecinal de Oruña... Y que cuestan 200 euros cada uno», matiza la presidenta.

La cita de ayer fue muy concurrida pese a coincidir con el partido Rusia-España. Contó con la presencia de cerca un centenar de personas, entre ellas, la alcaldesa de Piélagos, Verónica Samperio, y la colaboración de la Asociación Española Contra el Cáncer. Además, tuvo un marcado carácter popular, ya que la jornada incluyó una sardinada que se repartió entre los asistentes.

En mujeres con cáncer de mama, el linfoma se produce en el brazo por interrupción de los vasos linfáticos a nivel de la axila y causa inflamaciones. Se trata de un trastorno crónico y progresivo por lo que es fundamental su prevención y tratamiento precoz para mantenerlo controlado. Se estima que una de cada cuatro mujeres desarrollará esta complicación y aunque el tiempo de aparición varía entre semanas y años, lo más frecuente es que el 75% de los casos aparezca durante el primer año tras la cirugía.

La práctica de deportes como el BCS es recomendable para las afectadas, ya que favorece la circulación en las extremidades, explica la presidenta, que también ofrece otras actividades desde su asociación como sevillanas y tiro con arco, que estimulan también la musculatura de los brazos «y ayudan a sentirse mejor», concluye Calvo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos