Los hosteleros que promovieron la Feria de Día de Renedo no concurrirán este año a la cita

Los hosteleros que promovieron la Feria de Día de Renedo no concurrirán este año a la cita

Critican el recorte en las jornadas de celebración de las fiestas de San Antonio, que pasan de diez a cinco días, y la escasa rebaja en el precio del alquiler de la caseta

Sheila Izquierdo
SHEILA IZQUIERDOPiélagos

«La única solución es que los hosteleros que hemos puesto caseta desde el principio no concurramos este año a la convocatoria». Es la queja que traslada una hostelera de Renedo (Piélagos), que prefiere mantenerse en el anonimato, respecto a la convocatoria abierta este año por el equipo de gobierno (PSOE-PRC) para el desarrollo de la Feria de Día de las fiestas de San Antonio de Renedo. Su testimonio refleja la indignación que mantienen hosteleros de la zona por la disminución de la duración de la feria (que pasa de diez a cinco días) y el «escaso» recorte en el precio exigido a los propietarios de los bares, que pasa de los 763 euros de 2017 a los 705 euros de este año.

La convocatoria de este año para la Feria de Día de las fiestas de Renedo ha generado cierta polémica entre el sector hostelero de la localidad, como ya trasladó en el último Pleno de la Corporación el alcalde pedáneo y portavoz del grupo AVIP, Luis Antonio Sañudo. Una polémica sobre la que ayer habló una hostelera para este periódico, a escasas veinticuatro horas del cierre del plazo de solicitud (acaba hoy, a las 13.00 horas, en el Registro General del Ayuntamiento).

Para los hosteleros, los requisitos para poder optar a una caseta este año se han vuelto muy rígidos y, por eso, según reconoció ayer la hostelera, «ninguno de los que formamos parte de la feria desde el primer día, hace ya once años, entraremos este año en la convocatoria». Para la hostelera, desde que entrara el actual equipo de gobierno en el Ayuntamiento, es la Administración local la que gestiona la feria de día, «cuando fue una iniciativa que surgió desde la Asociación de Comercio y Hostelería de la zona en colaboración con el Consistorio». A su juicio, el gobierno de Verónica Samperio está haciendo las cosas «a su manera», lo que se traduce en que -explicó- «no sabes el programa de fiestas hasta dos días antes de que dé comienzo, pero el hostelero tiene que pagar por adelantado».

Además, y como relata la propietaria de un establecimiento de Renedo, este año, «han recortado las fiestas a cinco días, cuando duraban diez, pero no el precio estipulado por caseta, que pasa de los 763 euros anteriores a los 705 de este año». Una rebaja que, a su juicio, es «irrisoria». Unas quejas sobre las que ya puso al corriente el pasado jueves el portavoz de AVIP durante el Pleno, a través de una interpelación que, dijo, «no ha sido respondida».

Por su parte, la alcaldesa de Piélagos, Verónica Samperio, señaló ayer que, hasta el momento, «ningún hostelero se ha puesto en contacto con el equipo de gobierno (PSOE-PRC) para trasladar su malestar por el procedimiento de adjudicación de las casetas de San Antonio 2018». En este sentido, recalcó que dicho procedimiento es exactamente «igual» al del ejercicio precedente, tanto en el número de casetas disponibles como en los plazos de solicitud de las mismas, en los requisitos exigidos a los participantes así como en las obligaciones asumidas por el Consistorio que, como viene siendo habitual, se hará cargo del coste de los suministros de agua, luz y recogida de basura.

Samperio hizo hincapié en que la única novedad de la Feria de Día de 2018 es que, por primera vez, el Ayuntamiento de Piélagos asumirá el coste de la limpieza de los baños, que se instalan en el recinto ferial, incrementando la frecuencia de la misma, en un intento por compensar la subida del precio. La alcaldesa quiso dejar claro que el proceso de solicitud de casetas se está desarrollando con absoluta normalidad.

 

Fotos

Vídeos