«Somos un orgullo, pero todos los días»

Los productos gastronómicos y la artesanía textil fueron un reclamo para los asistentes a la feria./Daniel Pedriza
Los productos gastronómicos y la artesanía textil fueron un reclamo para los asistentes a la feria. / Daniel Pedriza

Las mujeres artesanas alaban ferias como la de Piélagos, pero reivindican un mayor apoyo al autónomo

Sheila Izquierdo
SHEILA IZQUIERDOEl Astillero

Algunas llevan más de veinte años haciendo queso, llevando el nombre de Picos de Europa y Potes a la mesa, como María Jesús Camacho. Otras, unos siete endulzando paladares desde Suances, como Conchi Fernández, especialista en las rosquillas de elaboración tradicional. Y hay incluso alguna, como María Azucena Jiménez, que ha decidido comercializar apenas hace unos meses la salsa de tomate casera que siempre hacía para sus reuniones familiares de Ramales de la Victoria. Son artesanas, no solo gastronómicas, también textiles, las que se reunieron en Renedo de Piélagos para formar parte de la VII Feria de Mujeres Artesanas y Emprendedoras, una iniciativa impulsada por la Vicepresidencia del Gobierno de Cantabria, a través de la Dirección General de Igualdad y Mujer, con el fin de poner en valor su papel como motor económico, social y cultural.

Ellas, las treinta artesanas que participaron en esta feria, se convirtieron en Renedo en las representantes de todas las emprendedoras de la región. Y a ellas fueron dedicadas las palabras de alabanza del presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, que en su discurso inaugural apuntó que son el «orgullo» de la región. Aunque algunas se mostraron ayer agradecidas por las buenas palabras del líder regional, no dejaron pasar la oportunidad para recalcar que lo son no solo un día, sino todos. «La artesanía existe todos los días del año, no solo durante el tiempo que dura una feria. Si hoy somos maravillosas, que no se olviden de que mañana y pasado seguimos siendo las mismas», apunta Pilar San Miguel, una emprendedora de la artesanía textil que reivindica un mayor apoyo a los autónomos y un incremento de la celebración de este tipo de ferias. De la misma opinión es Sandra López, procedente de Tanos, que asegura que «habría que buscar soluciones y regularlo mejor, porque lo lógico sería pagar por lo que se ingresa».

En todo caso, todas ellas reconocen que la Feria de Mujeres Artesanas y Emprendedoras ha sido muy beneficiosa para su actividad, ya que han logrado ventas, encargos e incluso la oportunidad de hacer algún taller. «De eso se trata un poco esto, de darnos a conocer y de establecer nuevos vínculos», asegura Sandra, que también sostiene que debería haber más ferias como la de Renedo por toda la región. «Chapó. De verdad. Nos han tratado genial aquí y la verdad es que ferias como estas nos dan impulso... El que no me conocía ya me conoce». Lo añade Conchi Fernández, artesana pastelera de El desván de los caprichos, en Suances, que asegura que su producto más demandado no solo son las rosquillas, también las trece variedades de aceitunas rellenas a mano. «¿Que qué tal se vive de esto? Se vive. Pero ahora llega el invierno y muchas de las ferias que tienen lugar por la región, dependen de la meteorología».

Muchas de estas artesanas empezaron de manera autodidacta. Un ejemplo es Pilar San Miguel, que siempre tuvo buena mano con la lana y ahora ha hecho de su afición oficio. «Me ha ido muy bien aquí. He vendido mucho, he recogido encargos y he conseguido incluso alguna propuesta para realizar talleres». El caso de María Azucena Jiménez es curioso. Esta madrileña (de Vallecas), que se enamoró en unas vacaciones de Ramales de la Victoria y lo convirtió en su hogar, decidió hace unos meses comercializar la salsa de tomate (el 'Salsasón') que hacía en casa a los suyos. Se le ocurrió ir a ver a Miguel Ángel Revilla en la jornada de puertas abiertas del Gobierno de Cantabria y regalarle unos botes. El presidente de Cantabria lo colgó en sus redes sociales y asegura que recibió peticiones de toda España. «En cuatro meses nos ha pasado de todo. Ha sido alucinante. Impensable en Madrid. Ni siquiera encontrarte con ferias así».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos