Piélagos convertirá una construcción frustrada en albergue de peregrinos

El teniente de alcalde Alfredo Rodríguez consulta los planos./S. I.
El teniente de alcalde Alfredo Rodríguez consulta los planos. / S. I.

El Ayuntamiento creará un alojamiento en el restaurante que se levantó en medio de la urbanización Ría del Pas de Boo

SHEILA IZQUIERDO RENEDO.

Iba a ser un flamante restaurante de varias plantas en medio del complejo turístico residencial que se levantó en Boo -hoy conocido como urbanización Ría del Pas, en donde vive cerca de un millar de personas-, pero la crisis y el pinchazo de la construcción truncaron el proyecto cuando el edificio apenas era una inacabada estructura de hormigón. Hace dos años, el Ayuntamiento de Piélagos se quedó con el local, como pago a una deuda contraída por parte de Apartahoteles Caledonia S.A., y ahora, como propietario, echará a andar un ambicioso proyecto para dotarlo de uso y transformar el espacio en un moderno albergue de peregrinos, que se erige ya como el proyecto estrella de la Concejalía de Turismo.

Lo ambicioso de la actuación se sustenta en su presupuesto -unos 430.000 euros-, y en el tiempo que tardará en cobrar forma -de dos a tres años, según la previsión-. Pero también en cómo está concebido el albergue. Según explicó el primer teniente de alcalde, Alfredo Rodríguez, contará con siete dormitorios y una capacidad de 50 camas, vestíbulo, sala de estar, cafetería-restaurante, baños (incluido para personas con movilidad reducida) y aparcamiento para bicicletas, monopatines y caballos. «Trataremos que sea un albergue de máxima categoría, aunque iremos viendo sobre la marcha», indicó.

La actuación es una firme propuesta del actual equipo de gobierno (PRC-PSOE) ya que el Ayuntamiento de Piélagos ya ha solicitado una subvención al Gobierno de Cantabria para llevar a cabo la primera fase. Así, a través del proyecto 'Adecuación de la cubierta, escalera y rampa del edificio destinado a albergue de peregrinos', el Ejecutivo llevará a cabo estos primeros trabajos por valor de cerca de 43.000 euros y permitirán poner al día parte de la estructura.

La idea es asentar en el municipio el primer albergue municipal para peregrinos, en vista de que, desde el año 2015, Boo es uno de los puntos por donde pasa el camino del Norte. De hecho, el pasado año, el Ayuntamiento ya se encargó de renovar el itinerario y la señalización así como del arreglo del carril bici para favorecer el camino a los cientos de peregrinos que transitan cada semana por la zona. Actuaciones que, según Rodríguez, han redundado en un aumento de los caminantes por el municipio.

«El nuevo albergue de Boo servirá de descanso para los peregrinos y permitirá darles la opción de realizar la etapa más larga del recorrido, la que va de Santander a Santillana del Mar, en dos tramos», independientemente de si deciden hacer noche o no. Lo que está por ver, apuntó el primer teniente de alcalde es el modelo de explotación del albergue, una decisión que ya le corresponderá, dijo, a la futura Corporación municipal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos