El PP de Piélagos pide a la alcaldesa que «explique con claridad» el contrato de prensa

El PP de Piélagos pide a la alcaldesa que «explique con claridad» el contrato de prensa
Luis Palomeque

La portavoz popular, Carmen Bedoya, insiste en que es un gasto «indecente» y no rectifica tras la amenaza de querella de la regidora

Sheila Izquierdo
SHEILA IZQUIERDOEl Astillero

El grupo municipal popular en el Ayuntamiento de Piélagos volvió a salir a la palestra con el tema del contrato de prensa y comunicación de la entidad local para recalcar, por un lado, que se trata de un acto «indecente» e «inmoral» y referirse expresamente a la alcaldesa, Verónica Samperio, por otro. «Puede presentar cuantas querellas desee porque tiene total derecho a ello. Sin embargo, también tiene el deber de explicar con claridad por qué quiere realizar un dispendio de tal cantidad de dinero en lo que más parece un medio de propaganda propio de PSOE y PRC que un servicio municipal».

En un comunicado, la portavoz del PP en el municipio, Carmen Bedoya, insistió en que su grupo mantendrá la solicitud de paralización del contrato de prensa y comunicación que presentó la pasada semana ante el registro municipal y volvió a dirigirse a la alcaldesa socialista, quien –apostilló– «sigue sin explicar por qué quiere gastarse 120.000 euros de los vecinos en un contrato de prensa a cuatro meses de las próximas elecciones municipales».

Lejos de enmendarse en el camino de críticas que emprendió Bedoya hace días y que motivó a la alcaldesa a anunciar públicamente que presentaría una querella por injurias si no se retractaba en sus acusaciones e insinuaciones en torno a este asunto, la portavoz del PP volvió a meter el dedo en la llaga. «Su obligación es explicar el interés del contrato y no amenazar con querellas cuando el grupo popular controla su gestión», dijo Bedoya respecto a la actitud de la alcaldesa.

En este sentido, la popular parece no tenerle miedo a la amenaza de querella que vertió contra ella Samperio y, lejos de retractarse, volvió ayer a calificar el contrato de prensa y comunicación como un acto «indecente» e «inmoral», cuando en cuatro meses, apostilló, «habrá un nuevo equipo de gobierno». Para Bedoya, el importe de 120.000 euros propuesto por socialistas y regionalistas para este contrato de dos años «está absolutamente inflado».

A modo de comparación, Bedoya recordó que en la última etapa de gobierno popular en el municipio, la contratación de un periodista suponía 28.000 euros anuales. Por eso, en su opinión, la licitación resulta «muy sospechosa». ¿Por qué? «Primero, por la manera de publicarla, en mitad de las fiestas navideñas con un plazo muy breve de 15 días naturales para presentar ofertas. Y segundo, por los requisitos solicitados, los cuales parecen 'hechos a medida' para alguna empresa». Es por eso, que Verónica Samperio «tiene la obligación de dar explicaciones a los vecinos».

 

Fotos

Vídeos