Piélagos precinta el restaurante El Cazurro por carecer de licencia

El Cazurro, ahora precintado, es uno de los establecimientos más frencuentados de la zona./Antonio 'Sane'
El Cazurro, ahora precintado, es uno de los establecimientos más frencuentados de la zona. / Antonio 'Sane'

El Ayuntamiento revisó el expediente del establecimiento de La Arnía y ordenó su cierre hasta que se subsane la situación

Sheila Izquierdo
SHEILA IZQUIERDORenedo

La Policía Local del Ayuntamiento de Piélagos ha precintado temporalmente El Cazurro, un establecimiento hostelero situado en La Arnía (en la localidad de Liencres) que es desde hace años uno de los más frecuentados en la zona por numerosos vecinos y visitantes. La presentación de «varias denuncias» y la carencia de licencia son las razones por las que el Consistorio ha adoptado esta determinación, obligando al cierre del establecimiento y el cese de la actividad hasta nueva orden, esto es, hasta que se subsane la situación.

El cierre del restaurante, efectuado hace ya días, ha causado cierta sorpresa no sólo entre los numerosos asiduos al lugar, sino también para el actual gerente, que lleva ocho años al frente del negocio.

Según apuntó el Ayuntamiento a este periódico, se habían registrado «varias denuncias» contra el establecimiento que obligaron a la administración municipal, «en el ejercicio de la acción pública», a revisar el expediente. Y así se dio cuenta de que el establecimiento «no contaba con ninguna licencia», por lo que decidió ordenar el cierre temporal del negocio, dando traslado de ello a la Policía Local, que acudió al lugar para precintarlo.

La ejecución de la orden se llevó a cabo en presencia del propietario, pero cuando ya se había procedido al cierre al público y los clientes ya habían abandonado el local. El Ayuntamiento apostilló que mientras no se regularice la situación, las puertas de El Cazurro permanecerán cerradas.

La obligación del cierre por parte del Ayuntamiento, sobre todo que se acometa con precinto incluido, ha causado cierta sorpresa para el gerente, que este jueves reconocía parecerle «un poco exagerado» que su local haya tenido que ser 'decorado' con la banda de la Policía Local. Confiado en que, pese a ello, la situación se solucione, el responsable aseguró que lo que le ha exigido la administración es una «actualización» de los permisos, un asunto sobre el que ya se ha puesto manos a la obra, pues ha presentado ya los documentos requeridos y está a la espera de la contestación municipal.

Por eso, el responsable de El Cazurro espera que su establecimiento pueda abrir sus puertas en las próximas semanas y funcionar de nuevo a pleno rendimiento, «tras solucionar esos trámites» pendientes.

El establecimiento hostelero lleva cerca de ocho años bajo la dirección del actual gerente, aunque en realidad es un local que podría llevar cerca de unos cincuenta años en pie. Bajo la actual dirección, se ha erigido como uno de los locales más concurridos en este emplazamiento playero de La Arnía. Escogido por bañistas y visitantes como lugar de 'picoteo' a base de productos marineros, almuerzo, cena o simplemente para tomar algo, el negocio espera volver a pronto a su actividad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos