Samperio no alcanza un acuerdo con el PP y mantiene su querella contra la portavoz popular

Verónica Samperio, alcaldesa de Piélagos, en el centro/R. Ruiz
Verónica Samperio, alcaldesa de Piélagos, en el centro / R. Ruiz

Carmen Bedoya que no ha retirado sus acusaciones de prevaricación contra la regidora

DM .
DM .Santander

La prensa está dando quebraderos de cabeza a los partidos políticos en Piélagos. Concretamente, generando un enfrentamiento entre el PP y el equipo de gobierno, derivado de un contrato municipal para prestar servicios de comunicación.

Este jueves se ha intentado llegar a un acuerdo, pero no ha habido conciliación posible. De hecho, la alcaldesa, Verónica Samperio, que promovió el encuentro, ha confirmado que presentará una querella por injurias.

El acto de conciliación, se ha celebrado este miércoles en el Juzgado de Paz de Puente Arce y de él la primera edil esperaba que Bedoya rectificara las «graves» acusaciones que ha realizado sobre ella.

En una nota de prensa, la portavoz del PP en Piélagos, Carmen Bedoya ha señalado que «no hay nada de lo que retractarse» y ha defendido que «lo que ha hecho y seguirá haciendo» es ejercer su labor de control al equipo de gobierno.

«Lo que exigimos es que la alcaldesa explique con transparencia la gestión de los caudales públicos y que se deje de amedrentar a los grupos municipales en el ejercicio legítimo de su actividad política», ha apuntado.

También ha vuelto a pedir a la alcaldesa que paralice el expediente de contratación por un periodo de dos años del servicio de gabinete de prensa, comunicación, contenidos digitales y alojamiento web del Ayuntamiento de Piélagos y que desista de su intención de gastar 120.000 euros en un contrato a cuatro meses de las elecciones.

Para Bedoya, los pliegos de prescripciones técnicas de la licitación son «tan concretos» que «parecen hechos a medida para alguna empresa», por lo que también quiere saber cuántos licitadores se han presentado al concurso.

A su juicio, el equipo de gobierno (PSOE-PRC) sigue sin explicar la motivación de este contrato, lo que «aumenta las sospechas sobre su verdadero objetivo», y ha considerado que Samperio ha optado por «una actitud poco madura e irresponsable», «victimizándose y echando balones fuera sin asumir su obligación».

Explicaciones en el Pleno

En declaraciones a Efe, Verónica Samperio ha asegurado que ya ha dado todas las explicaciones necesarias y oportunas en el Pleno del pasado 13 de enero.

Aún así ha afirmado que el expediente de contratación, los pliegos, los informes técnicos que justifican «cada punto del contrato» y toda la documentación al respecto están a su disposición en el Consistorio, «al que no se han acercado a pedir esta información», en la plataforma estatal de contratación o en la página web municipal.

Samperio también ha destacado que como grupo municipal el PP «puede fiscalizarlo todo» porque «tienen derecho», pero ha lamentado que «ni siquiera han venido ni han pedido información» sobre este expediente.

«Yo no amenazo, voy donde tengo que ir. El PP se cree que en política todo vale y no estoy dispuesta a admitirlo», ha señalado.

La primera edil considera que Bedoya realizó unas declaraciones los días 7 y 8 de enero en las que entiende que la concejala del PP le acusa de cometer un delito de prevaricación y una supuesta ilegalidad en el procedimiento de contratación del servicio municipal de comunicación.

En concreto, Carmen Bedoya calificaba este contrato como «indecente» e «inmoral», cuestionaba su legalidad y exigía su paralización, al tiempo que acusaba a Samperio, entre otras cosas, de pretender dar «una falsa imagen de legalidad» a una contratación «dirigida» para «beneficiar» a una empresa que «ya tiene preseleccionada» y «mantener a su periodista de confianza».