El Ayuntamiento de Santoña deja a sus policías locales sin vacaciones de verano

Dos agentes de la Policía Local de Santoña patrullan por una calle de la villa. :/Roberto Ruiz
Dos agentes de la Policía Local de Santoña patrullan por una calle de la villa. : / Roberto Ruiz

Los agentes se niegan a hacer horas extra por el conflicto laboral y el alcalde dice que es la única forma de asegurar los servicios mínimos

ÁNGELA CASADO

Los agentes de la Policía Local de Santoña han visto como, mediante un decreto de Alcaldía, sus vacaciones de verano desaparecían. «Casualmente, cuando íbamos a dejar de hacer horas extra», explica el portavoz del Sindicato de Policías de Santoña, Félix Quintana. Hace más de tres años que, tanto los cuerpos de seguridad como el resto de trabajadores de la Administración, se ven obligados a alargar sus jornadas laborales para compensar unas plantillas cada vez más reducidas. En junio de este año, tomaron la determinación de manifestarse todos los miércoles para terminar con una situación «abusiva». «Este lunes, fecha en la que comenzábamos a cumplir con nuestro horario sin alargarlo ni un minuto, el alcalde ha puesto un marcha un decreto que nos anula todos los días libres», acusa Quintana. En el documento se expone que se suspenden, con carácter inmediato, todas las vacaciones y los días de asuntos propios. «La única finalidad es la de cubrir los servicios mínimos», asegura el alcalde, Sergio Abascal.

La suspensión es sine die –sin fecha límite– y sólo afecta a los cuerpo especiales. «Algunos compañeros se han visto en la obligación de cancelar reservas y viajes. Además, si se muriera alguien de mi familia, tampoco tendría derecho a ir», comenta Quintana. Considera que la suspensión durará «para siempre», porque hasta que no amplíen la plantilla, a la que le faltan diez agentes (siete, según el alcalde), no dejarán de negarse a hacer las horas que no les corresponden. «Es necesario que haya más agentes. Además, las horas extra las pagan al precio que tenían en 1996», añade. Abascal, sin embargo, quita hierro al asunto y asegura que el asunto se resolverá «en pocos días».

«El decreto asegura que siempre haya agentes en las calles», explica el alcalde, Sergio Abascal

Las plantillas están bajo mínimos, hasta tal punto que el turno de noche ha tenido que cancelarse. «Sólo hay patrullas, en horario nocturno, los viernes y sábados», añade el secretario general de la Asociación de Policía Local y Bomberos de Cantabria, Luis Manuel Gutiérrez. Declara que, en cuanto tienen oportunidad, los agentes se trasladan a otro municipio para evitar conflictos y por un «sueldo mejor».

Las jubilaciones se suceden y los jóvenes se marchan a otras localizaciones porque «aquí tenemos el sueldo más bajo de toda España», afirma Quintana. A esto se suma que, desde 2006, no salen plazas de policía en Santoña.

Legalidad del decreto

Un alcalde puede firmar un decreto de estas características «siempre y cuando» sea urgente. La falta de personal no encajaría en esa descripción, ya que no corresponde con «una catástrofe, una calamidad o un hecho puntual», aclara Gutiérrez. «Esto es, únicamente, falta de previsión». Abascal, por su parte, asegura que irán solventando el tema de las vacaciones a medida que sea posible. «El Ayuntamiento tiene la obligación de que siempre haya, como mínimo, dos policías disponibles. El decreto está pensado para ello». Respecto a la posibilidad de ampliar la plantilla, confirma que lo harán en cuánto puedan. En los próximos presupuestos «nos gustaría cubrirlas al 100%». Gutiérrez, por el contrario, asegura que las vacantes ya están presupuestadas, que hay dinero disponible para ello, pero «que el alcalde no los mete».

En un segundo punto del decreto, se expone que «se está estudiando» la realización de un nuevo cuadrante que pueda permitir que los agentes disfruten de sus vacaciones y que, a la vez, se desempeñen las funciones de seguridad. Quintana lo tiene claro, ni tienen vacaciones «ni pueden programarlas de cara al futuro».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos