La draga vuelve a la bahía para retirar la arena de la segunda fase

La retirada de arena se ha llevado a cabo a la altura de la plaza de toros. /Ana Cobo
La retirada de arena se ha llevado a cabo a la altura de la plaza de toros. / Ana Cobo

Coincidiendo con la costera del bonito, se están extrayendo 5.000 metros cúbicos a la altura de plaza de toros, que se suman a los 15.000 sacados en marzo

Ana Cobo
ANA COBOSantoña

La draga ha vuelto estos días a trabajar en la bahía de Santoña. Está llevando a cabo la retirada de 5.000 metros cúbicos de arena correspondientes a la segunda fase de las labores de dragado previstas para este año por la Consejería de Obras Públicas del Gobierno de Cantabria con una inversión de 200.000 euros .

La embarcación está actuando a la altura de la plaza de toros, el punto más conflictivo al ser donde más se acumula el sedimento. Como ya se viene haciendo en los dos últimos años, y teniendo en cuenta los resultados satisfactorios, la Consejería ha decidido dividir las tareas de dragado en la bahía en dos fases

La ley ambiental solo permite la retirada de un máximo 20.000 metros cúbicos de arena al tratarse de una zona protegida. De estos, 15.000 metros cúbicos se extrajeron el pasado mes de marzo del canal de navegación, repartidos tanto en la zona paralela al coso como en la dársena principal del puerto, donde amarran los pesqueros de mayor tamaño.

Para la segunda fase se han dejado los 5.000 metros cúbicos restantes, que se están eliminado ahora, a principios de julio, coincidiendo con el arranque de la costera del bonito.

Para Obras Públicas este plan de actuación en dos partes es más efectivo y permite un mejor mantenimiento de la canal a lo largo de todo el año. De hecho, las batimetrías realizadas en este 2019 han demostrado que la acumulación de arena es inferior a otros años.

Durante la campaña del bonito el dragado es clave porque los barcos vienen más cargados, con mayor peso en sus bodegas, y tienen más calado de lo normal. No obstante, desde que se limitará la canal con cinco boyas, los embarcaciones entran y salen al puerto de Santoña sin ningún problema ya que la draga ejecuta los trabajos en este camino delimitado por el cual después pasan los barcos desplazando también la arena y evitando su acumulación.

Actualmente, el grueso de las embarcaciones de la villa están faenando a bonito que ya ha entrado en aguas del Mar Cantábrico. La costera ha arrancado con buenas previsiones y los barcos de artes fijas están tropezando el atún cerca de casa. De hecho, la Cofradía Virgen del Puerto de Santoña subastó el pasado martes 132.000 kilos de esta especie. El año pasado la costera fue excepcional y la cuota se agotó en agosto, algo que podría repetirse de seguir la misma tendencia.

Por otro lado, a comienzos de semana se ha retomado la costera del bocarte con el objetivo de gastar el 15 por ciento de cuota correspondiente al segundo trimestre. En Santoña, hay cinco barcos de cerco que ya están yendo al variado y capturando por la costa cerca el bocarte.