Las Jornadas Corales de Santoña cumplen su veinte aniversario

La coral Portus Victoriae, bajo la batuta de Lara Agudo, lleva desde principios de año ensayando el repertorio que interpretarán en estas especiales jornadas. /portus victoriae
La coral Portus Victoriae, bajo la batuta de Lara Agudo, lleva desde principios de año ensayando el repertorio que interpretarán en estas especiales jornadas. / portus victoriae

Sus organizadores, la coral Portus Victoriae, han preparado un programa especial que tendrá lugar entre el 9 y 13 de agosto con coros jóvenes de la región

Ana Cobo
ANA COBOSantoña

Serán las Jornadas Corales más especiales. El motivo: cumplen el 20 aniversario. Y sus organizadores, la coral Portus Victoriae, no van a pasar por alto tan significativa fecha. Al contrario, han confeccionado un programa a la altura de este cumpleaños. Para empezar habrá más días de actuaciones, exactamente cinco. Comenzarán el 9 de agosto y se prolongarán hasta el martes, 13. El escenario será, como siempre, la iglesia de Santa María del Puerto y todas las veladas arrancarán a las 20.30 horas.

En esta vigésima edición el programa está conformado por corales y agrupaciones jóvenes de la región. «La mayoría son coros de nuestro entorno más cercano y seguimos apostando por la gente joven como venimos haciendo desde que nos dirige Lara Agudo», explica el presidente de la coral, José Francisco Rodríguez Seco.

La primera sesión será el viernes, 9 de agosto, y está reservada para los grupos de Santoña. Actuarán los Marceros de la Bahía y los Amigos de la Canción. Antes de concluir, la Portus sumará sus voces a todos ellos para interpretar juntos el himno a la Virgen del Puerto. «Nuestra idea era contar con las tres agrupaciones corales de Santoña, y es lo que más nos hubiera gustado, pero una de ellas no ha querido participar», aclara Seco.

El plato fuerte será el martes, 13, con los anfitriones que cantarán música gospel

El sábado 10 será el turno del Coro Joven de Santander dirigido por César Marañón y formado por integrantes de entre 16 y 30 años, en su mayoría con estudios musicales. El domingo saldrán a escena el coro Joven Siete Villas y la Escolanía de Astillero, en una jornada que cuenta con el apoyo de la Federación Cántabra de Coros. «El Siete Villas participó invitado en las XXI Jornadas Internacional de Música Coral de Astillero- Guarnizo el pasado octubre y ahora queremos contar nosotros con ellos», explica Agudo. Como directora del Siete Villas, adelanta que los jóvenes en este concierto estrenarán casi todo el repertorio que se diferencia «bastante» de sus últimas actuaciones. «Es más complejo de lo que veníamos haciendo hasta ahora y con más dinámica, sin olvidarnos de la música sacra». Un paso hacia adelante que es posible «por la edad de los integrantes, cada vez más maduros, porque la gran mayoría van, además, al conservatorio y a escuelas de música y porque llevan desde los inicios en el coro y ese poso se nota y se avanza mucho más rápido». Como pista, adelanta que entonarán canciones sudamericanas con mucho movimiento.

El lunes 12, las protagonistas serán las Chicas del Coro, de Gama, dirigidas también por Agudo. Al público le deleitarán con un resumen de las piezas que vienen ensayando desde su fundación en octubre de 2015. «Presentaremos un repertorio variado. Desde música sacra, pasando por temas pop y de musicales con arreglos míos hasta canciones tradiciones de otros países».

El plato fuerte de las XX Jornadas Corales se servirá el martes con sus anfitriones. Será el turno de la coral Portus Victoriae y su familia joven, que son Susurros del Mar y el coro Joven Siete Villas. «Vamos a intentar que esta edición de las jornadas sea la más especial. Mi objetivo es que se hable de ellas y nadie las olvide», señala la directora.

Como viene siendo habitual en los últimos años, la actuación girará en torno a una temática que, esta vez, se presenta con el titulo 'Spiritual'. «El programa que interpretaremos está basado en los cantos cristianos que surgen a finales del siglo XVIII y se desarrollan en el XIX y que los trabajadores afroamericanos cantaban como súplica y queja al ser discriminados y tratados como esclavos». Lo que se conoce comúnmente como música gospel «siempre con esa base cristiana y de himno religioso».

La directora reconoce que «es un repertorio arriesgado por la dificultad técnica, musical y el aprendizaje de todos los temas en inglés». A ello se suma que «son piezas muy conocidas por el publico que, ya ha escuchado otras versiones, por lo que nos obliga a hacerlo muy bien». Y con ese firme propósito llevan ensayando desde comienzos de año alternándolo con la música sacra de sus múltiples compromisos religiosos. «Será un espectáculo al completo. Estrenaremos también vestuario y va a haber mucho movimiento coreográfico y de interpretación. El gospel sin movimiento es inconcebible».

Estos días en los coralista se mezclan los nervios con la confianza que les da haber ensayado hasta el último detalle. «Han afrontado con respeto el repertorio y después de esto ya pueden cantar cualquier cosa». En cuanto a Susurros del Mar y Siete Villas también interpretarán un repertorio nuevo basado en música afroamericana. Cada uno defenderá sus propias piezas y no habrá actuación en conjunto. Estas jornadas son posibles gracias a los patrocinadores, siendo el principal conservas Hoya, y a la colaboración del Ayuntamiento.