Las sanciones por beber en la vía pública en Noja serán exclusivamente económicas

Las sanciones por beber en la vía pública en Noja serán exclusivamente económicas

El Pleno acuerda modificar la ordenanza reguladora que impide el botellón, limitándose a multar a los infractores sin imponerles cumplir prestaciones sociales

Ana Cobo
ANA COBOSantoña

El Pleno del Ayuntamiento de Noja aprobó ayer por unanimidad modificar la ordenanza reguladora que impide el botellón en los espacios públicos del municipio eliminando las sanciones de prestaciones sociales que, a partir de ahora, serán sustituidas por multas económicas. Desaparece así de la normativa la posibilidad de ser sancionado con labores de carácter social y todos aquellos que no acaten la prohibición y sean pillados con alcohol en la vía pública recibirán sí o sí una sanción económica. La propuesta, salió adelante, con el visto bueno de todos los grupos, destacando el equipo de gobierno que se elimina esta opción «con el fin de buscar una mayor concienciación social». La modificación saldrá a exposición publicación habiendo un plazo de 30 días para alegar.

El Consistorio desde abril de 2018 cuenta con un ordenanza que prohibe la práctica del botellón, entendiendo por ésta «el consumo de bebidas, preferentemente alcohólicas, no procedentes de locales de hostelería, en la calle o espacios públicos, por un grupo de personas que puedan alterar gravemente la convivencia ciudadana o causar molestias a los vecinos, deteriorar la tranquilidad del entorno y provocar situaciones de insalubridad». Aquellos que no la acaten pueden ser sancionados con multas que van desde los 750 euros, en el caso de infracciones leves, hasta los 3.000 euros, si tuvieran la consideración de muy graves. Bajo el paraguas de esta ordenanza y con el objetivo de erradicar esta práctica en el municipio durante la temporada estival y los fines de semana, el Consistorio, a través de la Policía Local, impuso en el mes de julio «más de 200 sanciones por beber en espacios públicos».

Inversión en alumbrado

En la sesión, el gobierno de coalición PRC-PSOE sacó adelante con el voto en contra el PP, el expediente que inicia el proceso para adjudicar la gestión integral del alumbrado público de la villa, que será sustituido por uno led más eficiente y respetuoso con el medio ambiente. El portavoz Popular, Javier Velasco, manifestó que «la concesión del contrato por 12 años es demasiado larga, ya que pueden cambiar en ese tiempo los precios de la luz, y podría hacerse para menos años».

El alcalde, Miguel Ángel Ruiz Lavín, recordó que el proyecto cuenta con el «visto bueno de Secretaría, de Intervención y de los técnicos municipales». La inversión será de 1,3 millones de euros y está prevista la renovación de las 1.343 luminarias con las que cuenta actualmente el municipio, incorporando 170 nuevos puntos de luz, de los que 120 serán para la mejora de la iluminación de zonas que hasta ahora permanecían más en penumbra y 50 que se instalarán con esta nueva renovación.

Otro de los puntos que vio la luz con el apoyo de PSOE y PRC, fue el reglamento que reconoce y abona el complemento de productividad al personal laboral del Ayuntamiento, tras desestimar las alegaciones presentadas por UGT. Los populares optaron por abstenerse porque «este reglamento no está consensuado con ninguno de los sindicatos con representación, CCOO y UGT». La concejala de Función Pública y Hacienda, Mónica Cagigas, explicó que «se ha realizado esa negociación pero no se ha llegado a un acuerdo y no se puede paralizar el reglamento». Además, señaló que «es equitativo para todo el personal, lo que ocurre es que algunos miran sus intereses particulares».

La normativa recoge multas desde los 750 euros, si son leves, hasta los 3.000 las más graves

Desde los sindicatos, una vez concluido el pleno, trasladaron a este periódico que rechaza, este reglamente de productividad porque «está dirigido principalmente a unos trabajadores en detrimento de otros y si algo no es, es equitativo. Las diferencias entre los trabajadores son notables y todos tenemos derecho a la mima productividad».

Por otro lado, se acordó un nuevo procedimiento abierto para la concesión de servicio para la gestión integral del Campo de Golf de Noja. El alcalde señaló que este nuevo procedimiento se inicia dado que «no ha concurrido ninguna oferta» en el anterior, por lo que se abre un nuevo plazo. En este sentido, remarcó que procedimiento «se ha hecho de la forma más transparente posible, a diferencia de legislaturas anteriores bajo el mandato del PP, que no fue transparente». El PP votó en contra pidiendo que se revisarán las condiciones del pliego para hacerlo más rentable ya que «si no se cambian volverá a quedar desierto», a lo que el regidor respondió que «no buscamos la rentabilidad, sino que cumpla lo que exige la ley y el proyecto cuenta con el apoyo de todos los técnicos».

Todos los grupos políticos estuvieron de acuerdo en la bonificación del IBI en el 2019 a empresas como una iniciativa para el fomento del empleo y, con la abstención del PP, el equipo de gobierno aprobó una modificación en las tarifas del servicio de agua potable y alcantarillado.