Santoña destinará el superávit a realizar diez inversiones «prioritarias»

Santoña destinará el superávit a realizar diez inversiones «prioritarias»

El Pleno aprobó dos modificaciones de crédito por un valor total de 834.000 euros, para estas obras y para pagar parte de la deuda bancaria

Ana Cobo
ANA COBOSantoña

El Pleno del Ayuntamiento de Santoña aprobó ayer de manera inicial dos modificaciones de crédito para destinar 834.000 euros del superávit del ejercicio del año pasado a diez inversiones financieramente sostenibles (699.000) y a amortizar la deuda bancaria (135.000). El Gobierno tripartito sacó adelante solo ambas propuestas ya que la bancada de la oposición, PP y Santoñeses, optaron por abstenerse.

La sesión, que se prolongó ocho horas, incluyó una batería de puntos fiscales que comenzaron dando cuenta de la liquidación del presupuesto de 2017. El alcalde, Sergio Abascal, destacó la buena situación económica del Ayuntamiento que cerró el balance con un remanente de tesorería de 4 millones de euros y con un superávit de 1.191.493 euros. La amortización de deuda el ejercicio pasado fue de 403.890 euros - reducción de un 18%- y la deuda bancaria pendiente es de 2,9 millones de euros. Unos cifras que ponen de manifiesto que el Consistorio cumple con los objetivos de « estabilidad presupuestaria y la regla de gasto».

Abascal explicó que el superávit de casi 1,2 millones tendrá un triple destino. Se imputará para cubrir parte de la deuda bancaria, para abonar parte de la deuda extrajudicial y para llevar a cabo diez inversiones sostenibles en el municipio que, para el equipo de Gobierno, «son prioritarias y necesarias». Para ello, el Pleno aprobó de manera inicial dos modificaciones de crédito por un montante total de 834.000 euros provenientes del superávit.

La sesión duró ocho horas, de las cuales seis fueron sólo para el turno de ruegos y preguntas

La primera modificación por valor de 579.740 euros, recoge partidas para siete inversiones. Así, se destinará para sufragar parte del coste del proyecto de pavimentos, viales y aceras públicas y parte de la actuación de renovación de alumbrado público en las calles Eguilior, González Ahedo, Carrero Blanco y avenida Virgen del Puerto. Ambas iniciativas se enmarcan dentro del Plan de Obras que subvenciona el Gobierno de Cantabria en un 70% y el resto el Ayuntamiento. Otras de las actuaciones que se acometerán con este dinero son la construcción de un parque infantil en la plaza de Abastos, la renovación del suelo de las zonas infantiles del colegio Juan de la Cosa, la construcción de baños públicos en el acceso a la playa de Berria, un proyecto de urbanización y aparcamiento en la calle El Carmen, un segundo plan de asfaltado, eliminación de barreras arquitectónicas y rebajes en diferentes puntos de Santoña y acondicionamiento de un espacio público justo detrás del registro.

La segunda modificación de suplemento de crédito aprobada asciende a 254.902 euros, de los cuales 135.000 son para la deuda bancaria. El resto se destinará para completar las ayudas concedidas por el GAC oriental para costear la reparación del dique de Bengoa, el acondicionamiento interior de la aguada del Pasaje y el refuerzo estructural de la Casa de Albo. Y aunque no se incluye dentro de estas modificaciones lo que quede de superávit irá para rebajar la deuda extrajudicial.

Desde Santoñeses y PP optaron por abstenerse ya que algunas actuaciones las ven prioritarias pero otras no y lamentaron no haber tenido la posibilidad de aportar sus propuestas para invertir este dinero. Jesús Gullart echó en cara al Gobierno local que «han tenido tres años para hacer estas obras prioritarias que llegan tarde», mientras que Milagros Rozadilla criticó que no se destine partida para poner en marcha la administración electrónica como obliga la ley. El alcalde defendió que estas obras se van hacer cuando se puede porque la falta de interventor nos ha impedido hasta ahora poner las cuentas municipales al día y destacó que se incluyen obras» muy necesarias» como las de las aceras y asfaltado que se van a hacer «en numerosos puntos de Santoña y no solo en el centro». En la sesión también se modificó la ordenanza que regula el abono de la tasa de los vendedores de mercado de Abastos que pasará del pago mensual a un pago único anual.

El Pleno se alargó durante ocho horas, seis de ellas para un bronco turno de ruegos y preguntas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos