Santoña estudia soluciones técnicas para minimizar las inundaciones

Las cotas más bajas, como esta zona de la plaza de San Antonio, sufren las consecuencias de las inundaciones. /DM
Las cotas más bajas, como esta zona de la plaza de San Antonio, sufren las consecuencias de las inundaciones. / DM

Ayuntamiento, Aquarbe y MARE se han reunido para coordinar la red de saneamiento con la estación de bombeo

Ana Cobo
ANA COBOSantoña

El alcalde de Santoña, Sergio Abascal, informó en el último pleno que el Ayuntamiento ha mantenido varias reuniones con Aquarbe (empresa que se encarga de la gestión del servicio del agua) y con la empresa pública MARE, responsable de la estación de bombeo del municipio, para intentar buscar soluciones técnicas que minimicen los riesgos de las inundaciones que sufre la villa. Y es que el pasado mes de julio, las cotas más bajas del municipio, la zona enfrente del bar Buciero en la plaza de San Antonio y la zona de Abastos frente a la farmacia Gallo así como las inmediaciones de ésta, volvieron a anegarse como consecuencia de las fuertes lluvias.

En dichas reuniones ha formado parte personal técnico, además de la propia ingeniería que ha elaborado el proyecto de ampliación de la Estación Depuradora de las Aguas Residuales Industriales (EDARI), el cual contempla actuaciones para mejorar el acceso y decantado de la red de saneamiento a la Estación de Bombeo de Aguas Residuales (EBAR) así como otras posibles soluciones técnicas.

El alcalde reconoció que parte de las causas que están detrás de estas inundaciones es «complicadísimo» resolver, pero «se pueden realizar algunas actuaciones en la línea de intentar reducir este problema».

Y es que en algunos puntos afectados la acumulación de agua fue por una tromba brutal de lluvia en muy poco tiempo pero en otros casos, señaló, «no hubo a nuestro juicio suficiente cantidad de lluvia para que se produjese esa carga en la red con la consiguiente expulsión de agua por las alcantarillas».

Entre las posibles causas habló de que la estación de bombeo se encuentra una cota por encima de la red de saneamiento. «De tal manera que cuando la red entra en carga todavía no ha llegado el volumen de agua a la estación de bombeo. Y cuando empiezan a saltar las bombas en los niveles más bajos ya nos encontramos con que estamos al límite de carga y empieza a desbordar el agua de lluvia por los sumideros».

Entre las posibles soluciones se baraja que la estación de bombeo cuenta con un tanque de tormentas que «puede servir para ir acumulando ese agua que entre en la estación o con carácter previo al bombeo. Ahí se puede depositar e incluso, si es posible, verter en momentos muy puntuales las aguas pluviales como consecuencia de las trombas de agua».

También habló de establecer en el exterior un bombeo forzado, que permita en uno de los aliviaderos ya existentes poder expulsar esa carga de agua, y con carácter previo la posibilidad ampliar la rejilla existente de desbaste para que pueda limpiar con mayor garantías la acumulación de restos orgánicos del saneamiento. Igualmente también se ha planteado ampliar la estación de bombeo. «Estamos estudiando cuál es la solución más factible per no es algo que corresponda al ayuntamiento».

 

Fotos

Vídeos