Santoña soñada

Los festivales organizados por Pepe San Román se celebraron durante bastantes años en lugares distintos

El pabellón deportivo de Manzanedo, se llenaba con las actuaciones de coros. /Miguel
El pabellón deportivo de Manzanedo, se llenaba con las actuaciones de coros. / Miguel
josé luis gutiérrez bicarregui .
JOSÉ LUIS GUTIÉRREZ BICARREGUI .Santoña

Gran éxito tuvo el I Concierto de Coros, llevado a cabo el día 12 de septiembre, en la lonja de la Cofradía de Pescadores, con motivo de las fiestas patronales, y en el que actuaron Amigos de la Canción, Los Marceros de la Bahía y el Coro Virgen de Puerto.

En un momento de la intervención del Coro Virgen de Puerto, su director Felipe Saiz, tras manifestar que la canción 'Santoña Soñada', obra de Emilio Otero, estaba dedicada por éste «a su buen amigo José San Román», se la dedicó a la hija de éste, Ana María, que se hallaba como espectadora, lo que provocó una gran ovación del numeroso público que abarrotaba la gran sala.

¿De qué personas hablamos? Del encargado de Albo, José San Román Fernández, quién siendo concejal del Ayuntamiento de Santoña, había sido el creador y alma de los festivales de verano, que ocupaban varios días de agosto, siendo como un preludio de las fiestas patronales. Por otra parte, de Emilio Otero Val, gallego pero afincado en Santander desde 1940, creador de partituras sobre Cantabria, entre otras. Tenía muchas distinciones, entre ellas 'Montañés Honorario', en 1980.

Por la década de los años sesenta y siguientes, venía con asiduidad a las fiestas de Santoña, contratado por el Ayuntamiento, el grupo Airiños d'a Terra, del Centro Gallego de Santander, dirigido por Emilio Otero. Suponía una gran ventaja traerle, porque además de desfilar con las carrozas, cantaban como coro, y bailaban al son de gaitas y panderos. Es decir, realizaban tres actuaciones distintas, dando una alegría singular con sus típicos instrumentos gallegos. De aquellos contactos en las gestiones aumentó la amistad de Pepe San Román con Emilio Otero. Precisamente en el primer festival, llevado a cabo en el año 1967, la primera actuación fue la de Airiños d'a Terra.

Durante un buen número de años también acudía a Santoña, en las fiestas patronales, la banda de música militar del Gobierno de Burgos, que igualmente llevaba a cabo varias actuaciones: dianas, conciertos, amenizaba la procesión, la corrida de toros y las verbenas. Su coste era también rentable al Ayuntamiento, y se les alojaba en el Instituto Manzanedo.

Tanto tiempo de presencia en las fiestas de la villa, de esta banda como de Airiños d'a Terra, originó que determinados sectores sobre todo juveniles protestaran: ¡siempre lo mismo! Hubo que cambiar, a pesar del ahorro que suponía en las arcas municipales y de la calidad que tenían. Pasa siempre, incluso en la actualidad algunos protestan porque las fiestas ocupan muchos días, que si falta tal o cual cosa, etc. En fin, nunca se da gusto completo al pueblo.

Añadimos que aquellos festivales organizados por Pepe San Román se hicieron durante varios años, y en lugares distintos, siendo el principal el pabellón deportivo cubierto del Instituto Manzanedo.

Agrupaciones de calidad

Era costumbre asistir a ellos pagando entrada, acudiendo muchísimo público, incluido el joven. Ello permitía traer agrupaciones de calidad, muchos de ellos venidos de lejos. Por ejemplo, en aquel primer festival de 1967, pasaron por la villa: El Sabor de la Tierruca, de Santander; Aires del Ebro, de Zaragoza; el Grupo de Danzas de Gijón; el Grupo Mixto de la Sección Femenina de Jaén; el Coro Polifónico Astander, de Astillero; Coro Ronda Garcilaso, de Torrelavega y la Masa Coral de Torrelavega, todas ellas extraordinarias, como el Grupo de Danzas Virgen del Campo, de Cabezón de la Sal, con la que se clausuró el ciclo.

Después de aquella brillante etapa, el Ayuntamiento ha seguido programando distintas actuaciones de coros durante todo el año, hasta la actualidad, generalmente de forma gratuita, para fomentar la cultura.

 

Fotos

Vídeos