Vidas entregadas a mimar la anchoa

Pilar González, Dolores Maza, Beatriz Povedano, María Ángeles Loza, Carmen López, Montse Dafolgueira y Conchi Elecalde con las autoridades. /Sane
Pilar González, Dolores Maza, Beatriz Povedano, María Ángeles Loza, Carmen López, Montse Dafolgueira y Conchi Elecalde con las autoridades. / Sane

El Ayuntamiento de Santoña reconoció ayer en la feria a siete mujeres conserveras con motivo de su jubilación

Ana Cobo
ANA COBOSantoña

A Dolores Maza se le escapó ayer alguna lágrima cuando recogió, a pie de escenario, su ramo de flores. Tras toda una vida entregada a la anchoa, su pueblo, Santoña, le reconoció y agradeció públicamente su trabajo, esfuerzo y dedicación incansable a este producto durante casi medio siglo.

A su lado, estaban María Ángeles Loza, Carmen López, Beatriz Povedano, Montse Dafolgueira, Conchi Elecalde y Pilar González con sus respectivos ramos. Las siete atravesaron por primera vez las puertas de una fábrica cuando eran unas niñas de 12, 13, y 14 años para descabezar y aprender a sobar la anchoa. Y todas ellas se han jubilado en los últimos meses dejando atrás intensas jornadas laborales en las que han visto pasar por sus manos miles y miles de bocartes que han 'transformado', con mimo y cariño, en la apreciada anchoa que todos quieren llevarse a la boca.

Por tercer año consecutivo, el Ayuntamiento de Santoña, en el marco de la feria, realizó un merecido homenaje a las mujeres que trabajan en las distintas conserveras de la villa y que han concluido su etapa laboral. En este caso, fueron siete las reconocidas, pero representan a todas las compañeras que cada mañana se levantan, cuando aún no ha amanecido, y dirigen sus pasos al polígono industrial donde elaboran artesanalmente este manjar.

Las homenajeadas, que empezaron a ir a la fábrica siendo unas niñas, se mostraron emocionadas La marca ganadora como 'Mejor Anchoa' 2018 se dará a conocer mañana en la feria

El alcalde, Sergio Abascal, reseñó su importante labor dentro de un sector que forma parte de la identidad del municipio y puso de relieve el «enorme peso» que tiene el trabajo de las mujeres de la fábrica en el sustento familiar. Ellas reconocieron que el homenaje les hace «gran ilusión», ya que empezaron en esto siendo unas niñas, «cuando no había tantas comodidades y todo era más artesanal». Y, aunque han sido años de «mucho trabajo» - salían de sus fábricas e iban a meter horas extra por la tarde a otra -, «tenemos recuerdos muy felices». Recuerdan que la suya es una tarea «exclusivamente manual y ojalá nunca lo puedan hacer máquinas», y reclaman que «para todo lo que supone este trabajo, debería estar mejor pagado».

En la mañana de ayer también se llevó a cabo la cata ciega para elegir la 'Mejor Anchoa' de 2018. En esta edición, se han presentado en busca del ansiado premio 15 conserveras. Como novedad, en esta ocasión, la Cofradía de la Anchoa de Cantabria ha dividido la elección en dos fases con un jurado de catadores distinto en cada una. Todo ello para dar mayor pureza y rigor al concurso, dada la gran repercusión que tiene para el vencedor. En la fase preliminar se colocaron ocho marcas de anchoa en una mesa con cinco catadores y las otras siete marcas restantes fueron probadas por otros cinco profesionales. Las anchoas a valorar son compradas de forma anónima en los expositores los días anteriores.

Siete, a la final

A la fase final, tras un cuádruple empate, pasaron siete conserveras. De nuevo fueron degustadas por un jurado diferente formado en esta ocasión por el redactor jefe de El Diario Montañés y responsable del suplemento gastronómico 'Cantabria en la mesa', José Luis Pérez; el presidente de la Asociación de Prensa Deportiva de Cantabria, Juan Antonio Prieto; el director de RTVE en Cantabria, Juan Carlos de la Fuente; la autora del blog 'Jugando a las cocinas', con un programa semanal de cocina en la Cadena Ser, Silvia González y el reputado catador de quesos , Javier del Valle.

Todos ellos probaron los filetes de anchoa sin saber a qué marca correspondía cada uno. En la cata tuvieron en cuenta la apariencia, el aroma y olor así como el sabor y la textura. Tras valorar todas, entregaron su puntuación individual al notario, que se encargará de hacer el recuento y que mantendrá a buen recaudo el sobre con el nombre de la conservera ganadora. Será mañana, a la una de tarde, cuando se anuncie públicamente quién elabora la Mejor Anchoa de 2018. «Se desvelará el martes, explica el presidente de la Cofradía de la Anchoa Tino Sampedro, para no perjudicar ni favorecer a nadie durante el transcurso de la feria. Siempre se anuncia el último día del evento, que en otras ediciones ha sido el domingo, pero como este año se alarga hasta el martes, se deja para ese día».

Ver más

Sampedro mostró su satisfacción al hacer balance del Gran Cabildo celebrado el sábado. «Después de toda la tensión que hemos pasado, estamos encantados porque todas las cofradías gastronómicas nos han felicitado y ni se han dado cuenta de que hizo mal tiempo. El desfile fue perfecto y el caballo que apadrinamos se portó genial». Mención aparte le dedica al nuevo cofrade de honor, Fernando Romay, que «ha sido explosivo». «Cuando salimos del teatro accedió a hacerse fotos con todo el mundo y vino hasta la feria donde entró absolutamente a todos los expositores y probó sus anchoas. Calculo que comió más de 50». La feria continúa hoy con visitas guiadas, cocina en directo y la actuación del coro joven Siete Villas en el Teatro Liceo.

El carnaval se 'cuela' en la feria con la murga Amigos de Chechu

El carnaval de Santoña se hizo ayer un hueco en la Feria de la Anchoa de la mano de la murga los Amigos de Chechu. La Concejalía de Turismo ha querido contar dentro del programa con la actuación de este grupo, que participó en el concurso de murgas del pasado mes de febrero encarnando a aquellos sicilianos que arribaron en el puerto de Santoña en busca de los apreciados bocartes del Cantábrico y enseñaron la forma de elaborar el filete de anchoa en aceite que conocemos actualmente, toda una revolución industrial que marcó el devenir de esta villa.

Los Amigos de Chechu interpretaron las distintas estrofas de la murga subidos al templete ante un concurrido público que no se quiso perder el espectáculo. Y que llamó la atención, especialmente, a los visitantes, resultando una gran oportunidad para promocionar el carnaval.

Durante la actuación, se pudo disfrutar de un pasodoble homenaje a las mujeres conserveras pidiendo que se les reconozca su labor económicamente y también cantaron su ya famosa canción 'La Dolores' que cuenta la historia de amor que originó el primer filete de anchoa en Santoña.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos