Absuelto el edil de Medio Cudeyo que sustrajo exámenes corregidos de una prueba de empleo

Absuelto el edil de Medio Cudeyo que sustrajo exámenes corregidos de una prueba de empleo

La Audiencia revoca la inhabilitación impuesta a Francisco Cayón por «violación de secreto» al no acreditarse el delito penal que se le imputó

Elena Tresgallo
ELENA TRESGALLOMedio Cudeyo

La Audiencia Provincial ha absuelto al exconcejal de Medio Cudeyo Francisco Cayón del delito de «infidelidad en la custodia de documentos y violación de secretos», tras reconocer éste haber extraído para fotocopiar los exámenes ya corregidos de las pruebas de selección de técnicos de Educación Infantil para la convocatoria 'Medio Cudeyo Familiar 2013', cuando él mismo era concejal de Empleo, dándose la circunstancia de que la hija de su pareja participó en el proceso. La sentencia revoca la multa de 3.360 euros y el año y medio de inhabilitación para cargo público, a los que le había condenado el Juzgado número 3 de lo Penal de Santander.

La Audiencia Provincial reconoce la, a su juicio, «incorrecta y reprochable» actuación del acusado «que bien pudiera ser objeto de sanción en la vía administrativa», pero considera que esta conducta no es compatible con el ilícito penal que se le atribuyó para dictar sentencia. La sala lo entiende así, porque «no consta» que la actuación del concejal al sustraer los exámenes ya realizados y corregidos, para dárselos a un tercero y efectuar una nueva revisión «haya generado ningún daño verificado y acreditable, ni a la administración ni a terceras personas o supuesto privilegio alguno para la hija de su compañera sentimental», ni tampoco para el resto de candidatos que concurrieron a la prueba al no constar ninguna impugnación.

«Nos encontramos por tanto ante una conducta que carece de relevancia, en la esfera penal, sin perjuicio del reproche que pueda merecer en la esfera administrativa, siendo en dicha vía por donde debería haberse dilucidado la cuestión», argumenta la Audiencia, quien distingue que sería «penal» en el caso de que el acusado hubiese obtenido antes de la prueba el cuestionario.

La sala «reprocha» la actuación del edil, pero considera que no hay relevancia penal, sino quizás «administrativa»

El exedil de Medio Cudeyo ahora absuelto reconoció en su día a este periódico que había cogido esos exámenes ya corregidos de las dependencias municipales, pero defendió que lo hizo por un supuesto bien mayor. «Lo hice para denunciar un proceso que era oscuro y a dedo».

No obstante, quienes lo denunciaron (una exedil del PP y la técnico cultural) aseguraron en el juicio que él fue quien trató de «presionarlas» de forma reiterada con el supuesto interés de beneficiar a la hija de su pareja que concurría en el proceso y que, cuando se encontró con la negativa de ceder a sus intereses personales, sustrajo los exámenes ya corregidos tras la convocatoria.

Ahora la Audiencia Provincial da la razón a Cayón y lo exime de cualquier relevancia penal, en una sentencia que, no obstante, cuestiona también su actitud al sustraer los exámenes ya corregidos. A la par, el auto es firme por lo que el Ayuntamiento no podrá recurrir.