El centro de salud de Marina de Cudeyo se traslada a las antiguas escuelas de Elechas

En el exterior de las instalaciones médicas temporales se han dispuesto tres barracones para distintos usos. /Héctor Ruiz
En el exterior de las instalaciones médicas temporales se han dispuesto tres barracones para distintos usos. / Héctor Ruiz

El cambio de sede se mantendrá durante los cinco meses previstos para la reforma integral del edificio de Rubayo

Héctor Ruiz
HÉCTOR RUIZElechas

Un traslado en tiempo récord, así ha sido la mudanza del servicio médico a las antiguas escuelas de Elechas. El edificio, que ha sido acondicionado mediante una inversión municipal, desde esta semana es el nuevo punto de referencia y atención sanitaria. Así será en el tiempo que el Gobierno regional lleva a cabo la reforma integral del Centro de Salud de Marina de Cudeyo en Rubayo, que previsiblemente será una realidad en junio de 2019.

El pasado día 11 por la mañana los responsables de la mudanza comenzaron a meter en cajas todo el material, archivos y demás elementos del Centro de Salud de Rubayo. Todo ello fue trasladado hasta las antiguas escuelas de Elechas, donde se prestará la atención sanitaria durante los próximos meses.

Aunque fue el día 14 la jornada más complicada, así lo relata el personal médico. «Fue un día difícil de organizar, porque al tiempo que montábamos consultas, dábamos citas y prestábamos asistencia», señala el doctor José Antonio Lobo, coordinador en funciones de la zona. Además, hace hincapié en que todavía se tienen que acomodar y solucionar algunos aspectos. Las instalaciones de las antiguas escuelas, que a día de hoy es un centro cultural, no estaban ideadas para el uso al que ahora se enfrenta. Por ello el Ayuntamiento acometió durante la recta final de 2018 la adecuación del espacio. Fue a través de una inversión de 47.561 euros, que corrió a cargo de las arcas municipales. Con ello se han habilitado un total de ocho consultas individuales con dos salas de espera para la zona pediátrica y de adultos, espacio de admisión, aseos y almacenes.

El Ayuntamiento ha invertido más de 47.000 euros en adaptar el centro cultural de Elechas

A su vez, en el exterior del edificio se han instalados tres barracones: uno destinado a sala de extracciones y asistencia urgente; otro como oficina para el trabajador social; y el último utilizado como zona de descanso para el personal que trabaja en el consultorio temporal. «Teniendo en cuenta que es un espacio que no estaba destinado a ello, no nos podemos quejar. Las consultas han quedado muy bien», confirma Lobo.

Por su parte, desde el Consistorio destacaron que las mejoras que se han implementado se llevaban a cabo para «intentar conseguir una infraestructura con unos niveles mínimos de bienestar». Todo ello con el objetivo de que «el servicio no se resienta y tanto profesionales como usuarios se sientan cómodos». Toda la plantilla se ha trasladado a Elechas. En total: tres médicos de atención primaria, dos de pediatría y tres enfermeras.

Dado que el volumen de trabajo va a ser el mismo que el de Rubayo, de media pasarán al cabo del día por Elechas hasta 200 pacientes. El edificio presta servicio a más de 5.000 habitantes del municipio. Las trabajadoras de recepción reconocen que durante esta semana sí que han detectado cierto desconcierto entre los vecinos, puesto que algunos no sabían donde tenían que acudir. «El problema sobre todo lo han tenido quienes conciertan la consulta vía internet», detallaban.

Está previsto que los trabajos de reforma den comienzo a lo largo del mes de enero

No obstante, en el ahora cerrado y vacío consultorio de Rubayo encuentran un cartel que avisa del traslado a Elechas. «Tal vez el problema es que se debería de haber avisado con más antelación del cambio», comenta Lobo. Además, recalca que era la «primera vez» que el equipo se enfrentaba a un cambio de estas características.

Cinco meses

Las consultas del servicio médico se situarán en Elechas previsiblemente durante los próximos cinco meses. En concreto el final de los trabajos en la sede de Rubayo está fijado para el 29 de junio de 2019. El presupuesto para dicha reforma asciende a 330.000 euros que financiará íntegramente el Gobierno de Cantabria a través de la Consejería de Sanidad.

Los obreros esta semana todavía no habían comenzado con los trabajos, pero se espera que arranquen durante este mes. El proyecto consiste en una «adaptación a la modernidad» de los servicios que se prestan en la instalación de Rubayo. Para ello se llevará a cabo el cambio de suelos y techos del edificio actual, a los que se sumarán trabajos de carpintería interior y exterior del inmueble. A la par, se renovarán todos los revestimientos de las distintas estancias, así como la fontanería y se procederá a la mejora del aislamiento de las distintas salas de consultas, dotándolas de una mejor climatización y distribución «para lo que se ha contado con la opinión de los profesionales sanitarios», resumieron.

El arreglo del edificio, que presta servicio a más de 5.000 habitantes del municipio, era una vieja reivindicación, tanto del personal médico y sanitario como de los propios pacientes. Desde el equipo de gobierno de Marina de Cudeyo (PRC-PSOE) se valoraba «la importancia» de esta ejecución, destacando que ha sido uno de los «temas prioritarios» a resolver desde inicios de legislatura, «debido a la obsolescencia del centro y a la necesidad imperiosa de adaptar los espacios a la realidad de las demandas ciudadanas y de los servicios que se vienen prestando, así como adecuar las instalaciones para conseguir el mínimo de confort exigible».

 

Fotos

Vídeos