Detenido en Heras el clan de los buscadores de empleo que en realidad van a robar

Uno de los cajones forzado por los intrusos en la empresa de Heras./OPC
Uno de los cajones forzado por los intrusos en la empresa de Heras. / OPC

Se trata de un padre, un hijo y un tío, vecinos de San Sebastián, que siempre actúan de la misma manera en sus golpes: si son sorprendidos dentro de naves industriales dicen que están allí para pedir trabajo

Mariña Álvarez
MARIÑA ÁLVAREZSantander

J.J.G., de 37 años, es el padre. A.J.B., de 18, el hijo; y A.J.B., de 22, el tío. Los tres familiares, residentes en San Sebastián y de nacionalidad española, son viejos conocidos de las fuerzas de seguridad por viajar juntos por distintas provincias del norte de España para ir a robar en naves industriales. A veces son pillados 'in fraganti' y, entonces, siempre dicen lo mismo: que en realidad estaban allí «buscando trabajo». La excusa les vale también si son sorprendidos de noche dentro de las empresas. Y así ha sido tras su último golpe -fallido-, este miércoles, a las 21.30 horas, cuando entraron por la fuerza en una empresa situada en el polígono de Heras dedicada a servicios nucleares, automatización y robótica. Acabaron detenidos, no sin antes decir a los guardias civiles que habían ido a pedir un empleo.

A esa hora de la noche una trabajadora de la limpieza que estaba dentro de la empresa escuchó cómo varias personas entraban en la nave y, de inmediato, llamó a la Guardia Civil. Una patrulla se personó en el lugar y sorprendió a los tres hombres dentro. «No mostraron resistencia alguna y alegaron que estaban buscando trabajo», explica la Guardia Civil. Pero no coló. Al inspeccionar el lugar los agentes vieron que varios cajones y armarios de diferentes oficinas habían sido forzados. Y además, al cachear a los intrusos se les incautaron un spray de pimienta, dos linternas y una bolsita con marihuana.

Armario que forzaron en Heras en busca de dinero.
Armario que forzaron en Heras en busca de dinero. / OPC

Según indica la Guardia Civil, esta familia cuenta con antecedentes por hechos similares y actúa tanto en Cantabria como en provincias limítrofes, y siempre de la misma manera: «entran sin violencia en naves y empresas y, con la excusa de estar pidiendo trabajo, alguno de los miembros busca en las oficinas dinero en efectivo». Los tres han sido detenidos por un presunto delito de robo con fuerza en las cosas en grado de tentativa.

 

Fotos

Vídeos