«Estoy atrapada en casa, nadie viene a rescatarme»