El Gobierno costeará la reforma interior del Ayuntamiento de Marina de Cudeyo

La remodelación de la primera planta adaptará el edificio a la modernidad. /Daniel Pedriza
La remodelación de la primera planta adaptará el edificio a la modernidad. / Daniel Pedriza

Obras Públicas sacará en breve a licitación el proyecto que pretende mejorar la funcionalidad del inmueble, un edificio de comienzos del siglo XX

Elena Tresgallo
ELENA TRESGALLO

La Consejería de Obras Públicas acaba de aprobar el proyecto de ejecución de reforma parcial y ampliación del inmueble que alberga la sede del Ayuntamiento de Marina de Cudeyo. Una antigua casona, construida a principios del siglo XX, que presenta problemas en la distribución interior de las dos plantas del edificio, así como problemas de humedades. A partir del diagnóstico realizado por los técnicos, la Consejería de Obras Públicas sacará en breve a licitación los trabajos por importe de 299.640 euros.

Las obras afectan, en esta primera fase, sobre todo a la planta baja del inmueble que presenta problemas de tipo constructivo, tanto de humedades, como de falta de climatización o accesibilidad a las instalaciones. También se reubicarán servicios municipales como el registro, haciéndolo más accesible a la ciudadanía (en la actualidad está en la segunda planta), además de construir unos aseos accesibles en la planta baja y conectar todos los departamentos modernizando las instalaciones y haciéndolas «más funcionales».

Según resume el proyecto, el edificio dispone actualmente de tres accesos independientes desde el exterior (el de la oficina técnica, el de intervención y el del resto de departamentos), lo que en un inmueble de estas características, «dificulta el servicio de atención a la ciudadanía», valoran. Por ello, se diseñará un «itinerario accesible, desde el aparcamiento exterior hasta el edificio y desde el vial municipal hasta la entrada principal».

Se construirá una entrada principal y se mejorará la distribución y aislamiento interior

Respecto a la remodelación interior del inmueble, el proyecto pone de manifiesto que la distribución actual carece de cualquier comunicación interior, principal o secundaria, entre departamentos, «lo cual genera una disfuncionalidad importante, para la coordinación diaria de su plantilla laboral, y también para el uso fluido de la ciudadanía», resumen. De hecho uno de los problemas principales es que, al no existir comunicación interior, se requiere salir al exterior para volver a entrar si se necesita acudir a cualquier otro departamento. A la par, la articulación laboral entre Alcaldía y concejalías con los diferentes departamentos técnicos también se encuentra dificultada por razones de ubicación y comunicación interior.

Para resolverlo se contempla «actualizar y modernizar los departamentos», dotándoles de unas condiciones laborables mínimas de las que ahora carecen, en aspectos tan básicos como la accesibilidad, la climatización y sus instalaciones sanitarias, además de otros temas puramente funcionales y de organización para adaptar los puestos de trabajo a los nuevos requerimientos de la tecnología.

Un ejemplo de la disfuncionalidad del edificio que acusa el proyecto es, por ejemplo, que el registro municipal se localiza en la planta superior, demandándose una ubicación «más inmediata y accesible para los ciudadanos», valoran.

Este proyecto no interviene en las fachadas ni la cubierta del inmueble, aunque la solera del edificio será completamente impermeabilizada y drenada en su perímetro, «mediante la aplicación de un nuevo forjado». Además, el aislamiento de las paredes del edificio, consistente en muros de mampostería, serán forrados en su interior con materiales de doble lámina de cartón-yeso, tipo pladur.

Durante los trabajos, algunos departamentos municipales tendrán que ser reubicados de forma temporal en otros inmuebles.

 

Fotos

Vídeos