La iglesia de Miera estrena vidrieras

El artista vitral Tomás Saiz durante el proceso de elaboración de una de las vidrieras. :: e. t. /
El artista vitral Tomás Saiz durante el proceso de elaboración de una de las vidrieras. :: e. t.

La obra artística, que se presenta el día 15, ha sido posible gracias a una cuestación popular organizada por la Asociación El Avellano

Elena Tresgallo
ELENA TRESGALLO

La apodada como 'catedral' de Miera -la iglesia de Santa María de la Asunción- celebra este año su fiesta grande estrenando vidrieras artísticas. La Asociación Cultural El Avellano está cerca del objetivo de reunir el dinero suficiente para sufragar esta obra que se presenta el próximo jueves, día 15, con motivo de la festividad de la patrona. La inauguración está prevista para las 12.00 horas con una presentación a cargo del historiador Enrique Campuzano. A continuación, se celebrará la misa y actuará el coro Europa Concentus Músicus de Santander.

«Estamos a punto de conseguir el objetivo», explicaban esta semana desde la Asociación El Avellano de Miera donde están «francamente muy contentos» por la respuesta y «el apoyo» que está demostrando la gente y los vecinos hacia la iniciativa planteada desde este colectivo local. Hace unos meses que iniciaron la aventura de dotar a su iglesia de un elemento que, a través de los siglos, le faltaba: unas vidrieras acordes con la belleza del templo, una auténtica joya artística del barroco con antecedentes góticos, que se construyó entre los siglos XVI y XVII, y que los merachos han sabido preservar con mimo durante generaciones.

La idea de dotar a la 'catedral' de unas vidrieras acordes con su importancia histórica y arquitectónica, partió de este colectivo cultural y vecinal, con sede física junto a la misma, hace algún tiempo. El objetivo a conseguir, no era sólo el estético o de conservación, sino que forma parte de un conjunto de medidas impulsadas por ellos para darla a conocer y mejorar la proyección turística del lugar.

Para ello, convocaron una cuestación popular para sufragar los casi 20.000 euros que supone el trabajo. También pidieron ayuda al Ayuntamiento de Miera que comprometió 4.500 euros y al Gobierno de Cantabria, al que se han solicitado «otros 5.000». La parroquia ha aportado otros 2.000 euros, mientras que el resto se va a conseguir financiar con las donaciones particulares. Los vecinos también han aportado su mano de obra para completar el trabajo.

Las vidrieras

El artista elegido para pintar de luz y color los ventanales del templo ha sido Tomás Saiz, un conocido vidriero que reside en Torrelavega y cuenta con una destacada trayectoria en arte vitral. En este caso, Saiz ha trabajado sobre los bocetos de la diseñadora y restauradora, Alma Campuzano, que ha construido el relato que contarán las vidrieras a los fieles de Santa María de Miera, inspirado en las letanías y leyendas del lugar. Una de ellas, la más antigua y que dio vida a la advocación del templo, es la de la fuente donde se protagonizó la aparición mariana y que aun existe en su entorno.

Tras la presentación, los vecinos lo celebrarán con una comida de hermandad.