Un jurado popular verá el asesinato del anciano de Carasa en diciembre

Vista general de Carasa, en la Junta de Voto. /Andrés Fernández
Vista general de Carasa, en la Junta de Voto. / Andrés Fernández

La Fiscalía pide 20 años y un día de prisión para la acusada, que era la compañera sentimental de su hija

DM .
DM .Santander

El juicio por Jurado contra la acusada por el homicidio de un anciano de 86 años en la localidad de Carasa (Voto), en 2017, se celebrará a partir del 2 de diciembre en la Audiencia de Cantabria. La Fiscalía pide 20 años y un día de prisión para la acusada, que era la compañera sentimental de su hija.

El juicio comenzará el 2 de diciembre, lunes, y se prolongará previsiblemente hasta el jueves día 5, cuando se entregará a los miembros del Jurado el objeto del veredicto.

La calificación de la Fiscalía se hizo por asesinato, al entender que en este caso concurre la alevosía, que es cuando se comete el hecho de modo que la víctima no puede defenderse. Y se piden 20 años y un día de cárcel y libertad vigilada.

Al terminar la instrucción, la juez acordó incoar procedimiento para el juicio por tribunal de Jurado. La magistrada decidió incoar este procedimiento por un presunto delito de homicidio porque, tras las diligencias que se practicaron, resultaba «verosímil» imputar los hechos a esta mujer. Ahora la Fiscalía acusa por un delito de asesinato.

Aunque inicialmente estaban investigadas en este caso la hija del fallecido y su pareja, que eran quienes estaban con el hombre cuando se produjo la muerte, el Juzgado archivó las actuaciones respecto a la primera y acordó continuar el procedimiento para su compañera sentimental.

La muerte del hombre se produjo en el verano de 2017 y en un principio, cuando se recibió aviso por este fallecimiento y se acudió a la vivienda donde estaba el cadáver, no se apreció ningún indicio de muerte violenta y se pensó que se había producido por causas naturales.

Fue a raíz del informe de la autopsia cuando se abrió una investigación por presunto homicidio, por unas lesiones que presentaba el cuerpo en la zona de las vértebras. El estudio determinó que la causa de la muerte fue debida a una rotura con desplazamiento de la vértebra C-2 del cuello, es decir por rotura de cuello.

Dentro de la investigación abierta, se tomó declaración a las dos mujeres que se encontraban en el domicilio cuando falleció el hombre y se dio aviso a la Guardia Civil.