Pelea tumultuaria en un restaurante de Hoznayo, entre dos grupos que se liaron a golpes dentro y fuera del local

Vista de la recta de Hoznayo./
Vista de la recta de Hoznayo.

Al menos once individuos se enzarzaron en la trifulca y casi todos acabaron heridos, aunque solo dos de ellos han necesitado asistencia hospitalaria

Mariña Álvarez
MARIÑA ÁLVAREZEntrambasaguas

Un establecimiento hostelero radicado en Hoznayo (Entrambasaguas) ha sido el escenario de una pelea tumultuaria antes del amanecer. Al menos once individuos -mujeres y hombres- se enzarzaron a golpes dentro del local, primero, y siguieron con la paliza fuera cuando llegaron sus refuerzos. Ha habido, también, armas blancas de por medio, en un incidente registrado sobre las 6.45 horas en el que casi todos acabaron heridos de alguna manera -cortes y magulladuras-, media docena tuvieron que recibir asistencia médica pero solo dos fueron trasladados a Valdecilla con contusiones en el rostro, y recibieron el alta a lo largo dela tarde.

Al parecer, los participantes en esta pelea forman parte de dos grupos. Unos, con edades entre los 30 y los 40 años, son residentes en Solares (Medio Cudeyo) y, los otros, más jóvenes, viven en localidades cercanas (Maliaño y Nueva Montaña).

De momento, y mientras la Guardia Civil investiga el suceso, no se han producido detenciones.

Según ha podido saber este periódico, el incidente se desencadenó cuando una chica entró a toda velocidad en este local que abre las 24 horas con intención de agredir a un hombre de unos 40 años que tomaba algo con otros amigos dentro (los del grupo de Solares). Al parecer, podrían haberse encontrado esa noche en otra zona de copas y pudo ocurrir algo que enfrentó a ambas partes. La joven se encaró con ese individuo y, tras ella, también su novio. Empezaron a pegarse allí mismo, agarrando los taburetes con ademán de lanzárselos mutuamente y uno sacó una navaja, pese a los intentos de los camareros por poner orden y separarlos.

Más sucesos

Mientras tanto, unos y otros iban llamando por teléfono para pedir apoyo. Minutos después llegaron al lugar otros tres jóvenes (aliados de los de Montaña y Maliaño), que se unieron a la pelea ya fuera del establecimiento. En la zona del parking, y cuando aún era de noche, continuaron a golpes.

Todo terminó con la llegada de la Guardia Civil y los efectivos sanitarios.

Los agentes que se encargan de la investigación podrán visionar las imágenes de las cámaras de seguridad del local para esclarecer lo ocurrido. En el lugar quedaron manchas de sangre en el suelo, aunque no se registraron destrozos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos