Riotuerto recibe más de 100.000 euros

El Consejero de Obras Públicas visitó la pasada semana el municipio para comprobar el resultado de las mejoras. /DM
El Consejero de Obras Públicas visitó la pasada semana el municipio para comprobar el resultado de las mejoras. / DM

El Gobierno regional ha financiado íntegramente la ampliación y rehabilitación del cementerio de La Cavada y la Casa Consistorial de Riotuerto

Elena Tresgallo
ELENA TRESGALLO

La Consejería de Obras Públicas y Vivienda ha destinado en los últimos meses 100.000 euros al municipio de Riotuerto. En concreto, la inversión del Gobierno regional ha servido, por un lado, para la ampliación y mejora del cementerio municipal y, por otro, para la rehabilitación de la cubierta y otras actuaciones en la Casa Consistorial. Con motivo de la finalización de las obras, el consejero de Obras Públicas y Vivienda, José María Mazón, acompañado por el alcalde de Riotuerto, Alfredo Madrazo, comprobó la pasada semana el resultado de las mejoras acometidas por su departamento en La Cavada.

El cementerio municipal de San Andrés data de 1890 y fue construido gracias al impulso de Andrés Valle, que también intervino en la construcción del colegio público de La Cavada. Además, tal y como recordaron desde el Ayuntamiento, se trata de un campo santo «muy reconocido artísticamente» por su emplazamiento y antigüedad. Algo que también incidió en su visita Mazón, que destacó que se trata de un espacio de «gran belleza y valor arquitectónico».

Precisamente con el fin de mantener lo que sus muros albergan, la principal inversión en Riotuerto, con un presupuesto de 51.972 euros financiados íntegramente por Obras públicas, ha consistido en la reparación y acondicionamiento del edificio que alberga la capilla, la antigua sala de autopsias y el depósito municipal de cadáveres.

La capilla del campo Santo presenta un renovado aspecto gracias a un proyecto de 50.000 euros

En concreto, el proyecto llevado a cabo ha saneado el entorno de la capilla para evitar humedades, introducir electricidad y agua corriente en el mismo; y cambiar por completo el tejado existente. Asimismo, se unificaron las dos salas anexas a la capilla para ganar amplitud en su interior. Por último, se ha reparado la carpintería y cerrajería, y pavimentado y urbanizado los alrededores del edificio, que también ha sido pintado interior y exteriormente.

Dichas obras han permitido, en vistas del resultado, que se recupere un edificio «espléndido», en palabras del titular de Obras Públicas. A su vez, Mazón animó a que todo el que pueda se anime a visitar el campo santo que está ubicado en una colina de las cercanías a La cavada.

Por otra parte, las subvenciones del Gobierno regional también han servido para la ampliación del cementerio con la construcción de un nuevo módulo que cuenta con 64 nichos repartidos en 16 columnas y cuatro filas, que se ha integrado conforme a la pauta de ordenación general del espacio existente. Dicha actuación se realizó en respuesta a una demanda muy solicitada, tal y como destacó el Ayuntamiento, por los vecinos. De hecho, a día de hoy de los 64 nichos que se ofertaron ya están vendidos 49 y otros 10 están reservados por el Consistorio para posibles necesidades que puedan surgir.

Casa Consistorial

En la visita del pasado viernes del consejero de Obras Públicas y Vivienda, a la que asistieron el director general de Obras Públicas, José Luis Gochicoa; el director general de Vivienda y Arquitectura, Francisco Javier Gómez Blanco; y varios concejales del Ayuntamiento, también se hizo una parada en la Casa Consistorial. En dicho edificio se ha ejecutado la reforma de la cubierta, sobre una superficie aproximada de 200 metros cuadrados. Entre otras cuestiones, se ha realizado la reposición del remate de la chimenea, de las albardillas del casetón del ascensor, y de aquellas tejas que se encontraban deterioradas.

Asimismo, se ha sustituido el pesebrón y los faldones de chapa de zinc por cobertura de teja mixta idéntica a la existente en el resto de los faldones, y se ha terminado la actuación con la colocación de un canalón de aluminio sobre el borde exterior del alero, sustituyendo las bajantes de chapa de acero por otras de aluminio.

Por último, se ha invertido en la imagen institucional del edificio con la inclusión de nuevas astas reglamentarias y la reposición de rotulación. Todo ello unido a la mejoras en la accesibilidad al Ayuntamiento y en los aseos para que cumplan con las condiciones estipuladas para personas de movilidad reducida. Por su parte, el alcalde, Alfredo Madrazo, agradeció la colaboración de la Consejería para resolver las necesidades ya que ayudan para seguir dando «identidad» al Ayuntamiento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos