Vecinos de Liérganes se movilizan contra los malos olores de la depuradora

Las instalaciones de la depuradora se desbordan cuando llueve mucho. :/DM
Las instalaciones de la depuradora se desbordan cuando llueve mucho. : / DM

La empresa MARE y el Ayuntamiento aseguran que ya han abierto una investigación tras las denuncias presentadas

ELENA TRESGALLO LIÉRGANES.

En el barrio Los Prados de Liérganes algo huele bastante mal y procede de un líquido blanquecino y vaporoso que sale de la depuradora de aguas residuales (EDAR) de Liérganes, que gestiona la empresa pública MARE.

Así lo han denunciado en múltiples ocasiones Miguel Francisco Álvarez, un vecino colindante con la instalación, y la Sociedad de Pesca El Fario. Entre ambos han recogido cientos de firmas en la zona para pedir que se solucione el problema que afecta a todo el barrio.

Esta semana, el Ayuntamiento de Liérganes y MARE reconocían el problema y avanzaban que se había abierto una investigación «hace tiempo» por este caso. A la par, y según ha podido saber este periódico, los informes que tienen que concluir la causa para diagnosticar el problema ya están a punto de entregarse.

A Miguel Francisco Álvarez ya no le quedan más puertas que tocar. Lleva años conviviendo con los malos olores en una vivienda y molino con historia del subconjunto singular del barrio de los Prados en Liérganes. Según relata, el problema comenzó en 2008, dos años más tarde de abrirse la depuradora. Sin embargo, hace otro par de años que ha ido a más y ha aparecido el vertido blanquecino que procede de la instalación de la EDAR y que colorea el río.

Álvarez ha ido hablando con los distintos alcaldes que han pasado por Liérganes, pero ninguno le ha sabido contestar a qué se debía el problema. Según este afectado, su padre, un hombre de avanzada edad «empeora» cuando sale el vertido, dado que padece una enfermedad respiratoria crónica. «Tenemos que estar en verano con todas las ventanas cerradas, porque no hay quien lo aguante», explica.

«Estamos preocupados, pero también convencidos de que se pondrá fin a esto», afirma el alcalde

El pasado 14 de octubre, Miguel aprovechó la afluencia de mucha gente al Mercado de Otoño de los Valles Pasiegos y colocó una pancarta denunciando la «contaminación y los malos olores». Una protesta que vieron los responsables directos de la política medioambiental regional, ya que la propia vicepresidenta regional y consejera de Medio Ambiente, Eva Díaz Tezanos, preguntó por ello.

Reunión de todas las partes la próxima semana

El próximo martes se celebrará una reunión entre la empresa pública MARE, titular de las estaciones depuradoras de aguas residuales en Cantabria, el Ayuntamiento del Liérganes, junto al resto de partes implicadas, para analizar la situación de la estación ubicada en Los Prados y que desde este verano está generando problemas de malos olores.

«Nuestra disposición a tratar este asunto es total y absoluta desde el primer momento y entendemos que no deben continuar de ningún modo los problemas ocasionados a los vecinos», han asegurado desde Mare, que han precisado que en «estos momentos, el funcionamiento de la instalación es correcto en todos los sentidos, y no existen fuertes olores».

La empresa pública, junto a FCC Aqualia, compañía que explota la estación de Los Padros, comenzó una investigación este verano tras detectarse que efectivamente en la EDAR se estaban produciendo problemas de fuertes olores y de ‘bulking filamentoso’, es decir, una alteración en la concentración de los fangos generada por el crecimiento excesivo de las bacterias.

En la reunión de la próxima semana, todas las partes implicadas analizarán soluciones para poner fin a la esta situación que está perjudicando a parte de los vecinos del municipio.

En el año 2012, tanto él como la Sociedad de Pesca El Fario, recogieron más de 700 firmas denunciando el problema de la EDAR, que también se trasladó a las administraciones competentes sin obtener resultados.

Álvarez lamenta el desinterés por solucionar este caso y llama la atención sobre la paradoja que supone que, unos metros río arriba, se esté promocionando una escala para que los salmones remonten el Miera. «Aquí antes había peces, ahora no se ven, no sé que peces quieren que salten si tenemos esto», lamenta.

Investigación

Tanto el Ayuntamiento de Liérganes como MARE admiten la existencia del vertido y afirman que se ha realizado una investigación y muestreo y que se están elaborando informes para conocer la causa, aunque muestran cautela por revelar los datos antes de que el proceso concluya. De momento, lo que sí se sabe ya desde 2016, tal y como refleja un informe de MARE, es que «no es urbano», por lo que se ha investigado un posible origen industrial en toda la zona.

En el caso del Ayuntamiento de Liérganes, el regidor Santiago Rego explicó que el Consistorio «no es competente» en esta materia puesto que la EDAR está gestionada por Medio Ambiente. Aún así, asegura que ellos como administración han dado siempre trámite de las quejas vecinales por el problema, tanto a MARE como al Gobierno regional. «Estamos preocupados, pero también convencidos de que el Gobierno pondrá fin a esto», dijo.