Cayón se adapta a la diversidad funcional

Organizadores y participantes en el proyecto impulsado por el Ayuntamiento muestran los sencillos pictogramas colocados en el municipio. /Daniel Pedriza
Organizadores y participantes en el proyecto impulsado por el Ayuntamiento muestran los sencillos pictogramas colocados en el municipio. / Daniel Pedriza

El Ayuntamiento ha coordinado a 200 establecimientos para que coloquen imágenes identificativas que ayuden a situarse a las personas con dificultades para comprender u orientarse

Héctor Ruiz
HÉCTOR RUIZSarón

En el mundo hay lugares en los que se conversa en español, en inglés, francés, italiano, chino... o incluso hay quienes conocen lenguas muertas. Sin embargo, existen otras formas de comunicación en las que no es necesario que medie el habla oral. Por ejemplo, a nadie le extraña ya cuando, viendo la televisión, aparece en pantalla un recuadro en el que un intérprete gesticula para traducir a las personas sordomudas lo que el sonido está transmitiendo. El siguiente paso es, tal y como ha establecido Santa María de Cayón en una iniciativa pionera, facilitar a los que tengan un Trastorno Específico del Lenguaje (TEL) su orientación y comprensión del entorno a través de una serie de pictogramas que se han colocado en distintos puntos del municipio.

El proyecto 'Cayón inclusivo con pictos' comenzó a fraguarse desde el Ayuntamiento el pasado año gracias a las educadoras contratadas a través del programa de Corporaciones Locales. La idea era sensibilizar a la población del municipio y dar herramientas comunicativas a las personas con diversidad funcional en las calles. Todo ello a través de la colocación de una serie de dibujos en los establecimientos del municipio que ayudan a las personas con diversidad funcional a identificar que determinado local es una carnicería, una pastelería o qué edificio es el Ayuntamiento.

Uno de los primeros pasos para su puesta en marcha fue realizar un sondeo entre los comercios para averiguar si estaban dispuestos a colaborar con el proyecto. «Hubo muy buena participación y muchos se mostraron interesados en formar parte», explica Sara Abascal, contratada en el Ayuntamiento por el programa de Corporaciones Locales y graduada en magisterio. Lo que se pedía a los establecimientos es que colocaran en su entrada una pegatina indicativa con su pictograma de identificación correspondiente.

«Buscamos concienciar de que hay gente con barreras y ser diferentes nos enriquece a todos» Gastón Gómez | Alcalde de Cayón

Sin embargo, el año pasado no dio tiempo a terminar de poner en práctica el proyecto porque finalizó antes el programa de Corporaciones Locales. «Lo dejamos casi hecho, así que este año quisimos retomarlo y llevarlo a cabo», detalla Abascal, que ha repetido en el último semestre como contratada en el Consistorio.

De este modo, se volvió a proponer la iniciativa a los negocios. Cerca de 200 establecimientos (entre comercios y edificios públicos) han participado en la iniciativa. «Algunos negocios que han abierto a lo largo de los últimos meses y no pudieron participar en el sondeo del año pasado, se han interesado y también han querido participar», señala Alexia Samperio, otra de las responsables del proyecto y maestra especializada en lenguaje de signos. Los locales, que se han sumado de una manera totalmente voluntaria y desinteresada, mantendrán colocado su pictograma por lo menos en los próximos seis meses y dispondrán de trípticos informativos para distribuir entre los vecinos.

«Queremos que el resto de la sociedad se adapte a las personas con diversidad funcional y no a la inversa» Alba Cobo | Pedagoga Terapéutica

Aunque todavía es pronto para valorar la acogida de esta novedad dentro del municipio, alguno de los comercios ya destacan lo «interesante que resulta». Es el caso de la Carnicería Mora de Sarón, que detalla que «algunos clientes me preguntan en qué consiste». Algo que también ocurre en la Pastelería María Luisa o en la Óptica Sarón, donde inciden en «lo práctico que puede resultar para algunos».

Daniel Pedriza

Hablar con imágenes

Desde el Ayuntamiento no quieren etiquetar a las personas que pueden beneficiarse de este nuevo proyecto. «Muchas veces se vincula los pictogramas al autismo, lo que no es consciente la gente es que el día de mañana cualquiera puede sufrir un ictus y podría necesitar de este apoyo para comunicarse», comenta Samperio. Por ello, las responsables aclaran que «no sólo está dirigido a los niños, también a los adultos».

La inclusión de los pictogramas en el municipio ayudará a las personas a entender más fácilmente en qué tipo de establecimiento entran. «De esa forma se elimina el estrés que el desconocimiento puede generar», comentan a la vez que detallan que «hay hogares que tienen señalizado todo y que recuerdan a estas personas las acciones que deben hacer cada día a través de pictogramas. De esa manera se estructuran las rutinas y se crea una sensación de seguridad en ellos».

El proyecto ha sido desarrollado por la Concejalía de Servicios Sociales con personal de Corporaciones Locales

El proyecto 'Cayón inclusivo con pictos' pretende invitar a la reflexión e implicar a toda la población en la inclusión de la gente con diversidad funcional. «Es fundamental que exista una concienciación sobre las barreras que tienen algunas personas, y tener siempre claro que el ser diferentes nos enriquece a todos», comentó el regidor de Cayón, Gastón Gómez. «Se trata de que la sociedad se adapte un poco a las necesidades de esta persona y no a la inversa, como siempre ocurre», valora pos u parte Alba Cobo, otra de las encargadas de sacar adelante la iniciativa.

También se ha plantedo aumentar la presencia de pictogramas en algunos edificios como la Biblioteca Municipal, en el que se incluiría señalización de los baños, la manera de coger los libros, zona de estudio o recordar la necesidad de guardar silencio. «Pretendemos llegar a conseguir que una persona pueda en Santa María de Cayón gestionar un préstamo de libro a través de pictogramas», concreta Abascal.

 

Fotos

Vídeos