La Guardia Civil sorprende a un furtivo tras disparar a un corzo en Villabáñez

Arma y cartuchos intervenidos al presunto furtivo./OPC
Arma y cartuchos intervenidos al presunto furtivo. / OPC

El animal, que resultó herido, fue trasladado al Centro de Recuperación de Fauna Silvestre

DM .
DM .Santander

Efectivos del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Torrelavega sorprendieron ayer por la mañana a un hombre que acababa de disparar a un corzo dentro del coto situado en la localidad de Villabánez (Castañeda), animal al que dejó malherido. Por estos hechos se le han instruido diligencias en calidad de investigado como presunto autor de un delito relativo a la protección de la flora y la fauna.

Según explica la Guardia Civil, fue poco antes de las 10 de la mañana de este martes, 5 de febrero, cuando se alertó de la presencia de perros de caza en el Barrio del Carmen de Villabáñez, dentro de fincas que forman parte de un coto.

Hasta el lugar se desplazó una patrulla del Seprona, que vio un vehículo en una pista de ese lugar. Ante la presencia de los agentes, un varón guardó «de forma apresurada un arma en el maletero», cuenta la Guardia Civil.

Los agentes también pudieron comprobar que a unos 20 metros de este hombre se encontraba un corzo macho, presumiblemente joven, herido y que no podía ponerse en pie.

Fue entonces cuando se inspeccionó el vehículo y se localizó una escopeta de caza junto a dos cartuchos ya utilizados. De las gestiones realizadas por los componentes del Seprona se pudo concluir que ese hombre había disparado en dos ocasiones sobre el animal.

Al estar el corzo con vida se dio aviso a los Agentes del Medio Natural del Gobierno de Cantabria, que lo recogieron y trasladaron al Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de Cantabria.

Los componentes del Seprona, en ese mismo instante, procedieron a investigar al hombre, de 49 años de edad y vecino de Santander, al haber presuntamente disparado y herido a un corzo en una zona de coto sin la preceptiva autorización. El arma y los cartuchos fueron depositados en la Intervención de Armas y Explosivos de la Guardia Civil de Torrelavega.