El lobo causa daños a ganaderos de Toranzo, Villacarriedo y Vega de Pas

Una pareja de lobos. /DM
Una pareja de lobos. / DM

Los afectados denuncian que tienen los ejemplares «a la puerta de casa»y que los ataques sehan multiplicado los últimos cuatro años

Elena Tresgallo
ELENA TRESGALLO

Ganaderos de Aloños en Villacarriedo denunciaban ayer los últimos ataques «de lobos» y el perjuicio que está causando en los pueblos de Aloños, Bárcena de Toranzo, Vejorís, San Martín de Toranzo, Villafufre o Guzparras. Según explicaron a este periódico, algunos de los afectados por el problema, los tienen ya «a la puerta de casa» y los incidentes se están haciendo cada vez más habituales.

«Es un destrozo el que nos están haciendo», explicaba ayer a este periódico el ganadero Fermín López, 'Mitos', al que sólo en su cabaña le han matado ya más de 700 ovejas y cabras «en los últimos 4 años», y 18 potros «en dos años», señaló. El último ataque a su ganadería se produjo este miércoles, quedando uno de sus potros gravemente herido. «Primero se cebaron con las ovejas y cabras y luego ya bajaron a por los potros, nos están matando los animales ya a la puerta de casa», alertó el ganadero impotente.

Al igual que él están sus vecinos que tienen historias similares que contar. A la par, Fermín se lamenta de que las batidas no han acabado con el problema. «Creemos que han acabado con siete u ocho lobos, no se han matado más», explicaba en referencia a las cacerías autorizadas por Medio Rural.

«Se han visto hasta cinco lobos juntos en manada, es un destrozo»

A la par, los vecinos denuncian las dificultades para poder cobrar o demostrar el ataque del lobo y cobrar indemnizaciones. «Cada vez que me atacan tengo que bajar al juzgado», añadía Fermín que reclamaba más batidas para controlar la especie. «Se han visto hasta cinco lobos en manada», insistía el ganadero para incidir en que hay que hacer algo más.

Por su parte, el Partido Popular de Villacarriedo se hacía eco ayer de la problemática en este municipio solidarizándose con el problema de este colectivo. Al respecto explicaban que la problemática del lobo ha sido expuesta ya en el ámbito municipal «y estamos a la espera de que la Consejería de Ganadería del Gobierno de Cantabria actúe, desde aquí nos hacemos eco de los hechos apoyando la solicitud de ayuda o indemnización a las gentes de nuestros pueblos», señalaron desde el grupo municipal.

Sólo en los últimos días, los ganaderos del pueblo de Aloños estiman que ha habido más de una veintena de ataques que atribuyen a esta especie.

 

Fotos

Vídeos