Puente Viesgo estrena la nueva imagen de la plaza del Cuco

Óscar Villegas en una plaza que ha sufrido un cambio radical, manteniendo los elementos principales de su anterior configuración. /Cavia
Óscar Villegas en una plaza que ha sufrido un cambio radical, manteniendo los elementos principales de su anterior configuración. / Cavia

Las obras han supuesto desmontar el promontorio sobre el que se situaba el corro para ampliar y mejorar la zona de ocio y paseo

Nacho Cavia
NACHO CAVIALos Corrales de Buelna

El alcalde de Puente Viesgo, Óscar Villegas, reconoce que la apuesta por remodelar completamente la plaza del Cuco fue arriesgada, lo mismo que mantener los elementos históricos de ese coso, como la cruz o los bancos de piedra. Pero el resultado «ha merecido la pena».

El consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio, Francisco Martín, la directora general de Turismo, Eva Bartolomé, y el propio alcalde han inaugurado unas obras complicadas que han consistido en la eliminación de un promontorio sobre el que se situaba la plaza para levantar después muros de contención, terraplenes y escalinatas, rampa incluida, además de ensanchar las zonas destinadas a paseo y la propia plaza, y la incorporación de dos farolas en el jardín central. También se han eliminado los tendidos aéreos, se ha instalado una fuente pública y se ha mejorado la recogida de aguas pluviales. Las obras han supuesto una inversión del Gobierno de Cantabria de 134.400 euros.

Las obras, además de desmontar el promontorio actual, ensanchando la acera de la carretera nacional, integran las superficies rocosas de contención en la nueva plaza. Sobre la roca se ha construido el muro que sirve de balcón-mirador hacia un corro terminado con mampostería y sillería. El mirador ha ganado en anchura, de tal manera que el peatón rodea la plaza desde las cotas altas para descender a la cota baja por la pendiente del camino sur.

El resto de la estructura de contención delimita una amplia superficie de aproximadamente 22 metros de lado delante de las fachadas del antiguo barrio. Apoyado en la contención se ha instalado un banco continuo que servirá de zona de descanso. En el extremo norte se ha reconstruido la escalinata y en el extremo sur se ha instalado la fuente pública, además de resituar el histórico rollo con la cruz.

 

Fotos

Vídeos