El resurgir del Gran Hotel Ontaneda

Una de las grandes salas ocupadas por las camas de los alumnos y seminaristas del viejo colegio de Los Legionarios./Elena Tresgallo
Una de las grandes salas ocupadas por las camas de los alumnos y seminaristas del viejo colegio de Los Legionarios. / Elena Tresgallo

El Consorcio Interpas y el Valle de las Ideas han firmado un convenio con la propiedad del complejo para utilizar las instalaciones con fines sociales y culturales | La iniciativa empresarial y ciudadana vuelve a abrir las puertas del histórico inmueble a la sociedad

Elena Tresgallo
ELENA TRESGALLO

El Gran Hotel Ontaneda ha vuelto a abrir sus puertas, gracias a la firma de un convenio de utilización social y cultural de sus instalaciones firmado con la propiedad (la orden religiosa de Los Legionarios de Cristo) con el Consorcio Empresarial Interpas y el Valle de las Ideas. Desde septiembre, su gran salón de actos -remozado para la ocasión- está siendo utilizado ya como escenario de destacadas agrupaciones coralistas y orquestas con «bastante éxito» de convocatoria. Pero la cultura es sólo el imán, la punta del iceberg para atraer a los visitantes a este espacio singular, que formó parte importante de la historia de la villa termal desde mediados del XIX. A la par, desde el Consorcio se avanza también que el edificio formará parte del primer Complejo Nertalent de España.

Las puertas del Gran Hotel de Ontaneda se han vuelto abrir bajo una nueva denominación, El Ágora del Pas. Sus instalaciones llevan décadas cerradas al público, ya que desde mediados del siglo XX se destinaron a colegio y seminario de la citada orden religiosa, a quien la familia Cortines (propietaria de las instalaciones) donó el inmueble y el manantial termal en 1956.

«Hace unos años que se abandonó la actividad y nos parecía una pena que no tuviera ningún uso», explica Manuel Morante, presidente y consejero delegado del Consorcio Empresarial Interpas. Él, junto con otros empresarios de distintos sectores en el Valle del Pas, decidió dar un paso al frente y establecer una conexión con la propiedad para poder abrir las instalaciones.

El majestuoso edificio formó parte del complejo termal junto al Balneario de Alceda

Es por ello que, desde el pasado año, ya se han acometido algunas mejoras en el edificio de cuatro plantas y cubierta, incluyendo los jardines con piscinas de agua termal o el salón que se utiliza ahora como reclamo cultural y social para la realización de todo tipo de eventos.

El inmueble ha sufrido modificaciones por su paso de Gran Hotel a colegio y seminario, pero su noble pasado termal sigue impregnado en los detalles. «Tiene más de mil metros por planta, más 5.000 metros cuadrados de jardín con las aguas termales, las puertas de las habitaciones son las originales y está muy bien conservado», resume el decorador florista Emilio Ruiz, que es uno de los encargados de abrir el hotel y hacer pequeñas reformas o dirigir el mantenimiento. «Nosotros abrimos el edificio, lo cuidamos y nos dejan utilizarlo», inciden.

En la planta baja están las cocinas, totalmente modernizadas, que cuentan con todo lo necesario para albergar a un gran número de comensales, también las taquillas numeradas de los antiguos alumnos y seminaristas de los años cincuenta y sesenta del pasado siglo. Una planta más arriba está el gran salón y la recepción, además de la biblioteca de grandes ventanales, la capilla y la sala antigua de recepción de llamadas telefónicas. Las plantas superiores cuentan con acceso al jardín, puertas de incendio y grandes salones con camas que recuerdan a los viejos hospitales de campaña, y que fueron ocupadas por los antiguos alumnos y seminaristas. «El tejado está arreglado y todo el edificio tiene calefacción», destacan los empresarios, conscientes de la joya que tienen entre manos.

Un proyecto innovador

En su proyecto de poner en valor el inmueble, en el que antaño se alojó con todo lujo la nobleza de la época, están otros proyectos más innovadores que los empresarios de la zona no quieren desvelar del todo. «Este edificio formará parte del primer complejo Nertalent de España, para el desarrollo tecnológico y del talento relacionado con la Nertra (Nueva era del Transporte), que engloba todo un mundo de empresas de investigación en futuristas proyectos de vehículos autotripulados, en el que también están implicados, según afirman, los empresarios del valle, junto a Ausvi España, que es, a su vez, la principal organización mundial que impulsa la navegación autónoma terrestre.

Pero mientras el talento innovador llega a Ontaneda, la cultura avanza y ya se ha programado el próximo concierto, el próximo 24 de marzo, y correrá a cargo de la Agrupación de Pulso y Púa de Los Corrales.

 

Fotos

Vídeos