El PRC retira la confianza a un vocal «tránsfuga» por bloquear la gestión de la Junta de La Penilla

El PRC retira la confianza a un vocal «tránsfuga» por bloquear la gestión de la Junta de La Penilla

El vocal, al que se le ha retirado la firma de la cuenta bancaria del organismo, dice que se sintió en «peligro de ser acusado de prevaricación»

ELENA TRESGALLOLa Penilla

La Junta Vecinal de La Penilla vuelve a ser noticia derivada de su irregular funcionamiento, tras la dimisión, hace dos años, del alcalde pedáneo del PRC que confesó haber desfalcado 67.880 euros. Esta semana se convocaba el único pleno de la legislatura en el que se aprobó retirar la autorización bancaria a uno de los vocales del PRC, Oliver Trespalacios, que ahora figura en el número cinco de la lista del PP en Cayón. El actual pedáneo, Juan Caballero (PRC), justificó su decisión en la «pérdida de confianza» tras su cambio de bando y en el bloqueo ejercido por éste para los pagos a proveedores. Por su parte, el ya aspirante a edil popular denunció en el Pleno irregularidades en la gestión de la Junta y manifestó que no había firmado nada, porque temía verse envuelto en un delito de «prevaricación».

El primer y último pleno que se ha celebrado de la accidentada legislatura de la Junta Vecinal de La Penilla tuvo lugar el miércoles. El asunto a tratar era retirar como disponente de las cuentas de la Penilla al vocal regionalista, Oliver Trespalacios. El pedáneo actual presentaba un escrito que leía su hija Ruth, también vocal de la Junta. En él venía a explicar que la decisión se adoptaba por el bloqueo al que habían llegado en el pago a proveedores, tras comprobar que Trespalacios «ya no atendía llamadas ni cogía el teléfono» y había que pagar facturas pendientes y cumplir la ley, para lo que necesitaban su firma.

En el pleno se habló de una cantidad cercana a los «3.000 euros» para distintos pagos de mantenimiento y obras. Al no haber suficiente en la cuenta corriente, necesitaban traspasar dinero de la fija. «No quería dejar a los proveedores sin cobrar y, en atención a la falta de confianza que me genera el actual vocal, propongo su cese como disponente de las cuentas bancarias», resumió.

«Ya no atendía las llamadas ni cogía el teléfono y había que pagar a los proveedores» Juan Caballero | Pedáneo

Tras la lectura del escrito del presidente, el vocal aludido, que se incorporó unos minutos tarde, pidió la palabra. Trespalacios explicó que no quería «firmar los pagos, ni coger llamadas» porque tampoco se fiaba ya de sus excompañeros. «No se han convocado plenos ni adoptado acuerdos, ni se han emitido ordenes de pago. Todo este tiempo que lleva el PRC en la Junta Vecinal (con él como uno de los vocales regionalistas) es el motivo por el que no he firmado. Lo he visto como un delito, como un peligro de poder ser acusado por prevaricación. No tengo más que decir», sentenció.

La sesión se desarrolló en un clima tenso, con presencia entre el público de los primeros espadas municipales de los dos partidos en cuestión, PP y PRC, así como candidatos de otras opciones. La secretaria llamó al orden tras interrumpir el pleno la edil Ana Obregón (PRC), que pidió intervenir como público lo que causó la protesta del resto. «Que no se convierta esto en un espectáculo lamentable», rogó la jurídico.

«En cuatro años el PRC no ha convocado plenos ni emitido órdenes de pago. Por eso no he firmado» Oliver Trespalacios | Vocal

Los ánimos ya venían cargados por el asunto del desfalco que, actualmente, está judicializado y, tras el pleno, los reproches siguieron fuera. Obregón recordó que el PP había captado a «un tránsfuga» y defendió que fueron los regionalistas quienes, cuando detectaron un problema «lo hicimos público para que se iniciara la investigación judicial».

Por su parte, el alcalde de Cayón, Gastón Gómez (PP) defendió el cambio de bando de Trespalacios, ahora aspirante popular. «Rectificar es de sabios y si no que se lo pregunte al actual consejero de Industria». A la par dijo que «ningún miembro del PP ha metido la mano en el cajón. Ha sido el PRC». También aseguró que la edil regionalista «miente» porque fue la jurídico municipal «quien lo denunció un año después».