Este contenido es exclusivo para suscriptores

ÚLTIMOS DÍAS para acceder 2 meses gratis a todo el contenido de EL DIARIO MONTAÑÉS

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app solo para suscriptoresCartas de autor en tu emailOfertas y eventos exclusivos

El talento que exportaron los pasiegos

Esta singular estirpe montañesa ha aportado grandes nombres a la historia, durante siglos

En la imagen se puede observar a la matriarca Mercedes Martínez de la Maza, mujer del empresario Luis Ortiz, precursor de la marca de congelados y helados Miko, que llegó a tener más de 6.000 empleados. Junto a ella posan también sus hijos pequeños./
En la imagen se puede observar a la matriarca Mercedes Martínez de la Maza, mujer del empresario Luis Ortiz, precursor de la marca de congelados y helados Miko, que llegó a tener más de 6.000 empleados. Junto a ella posan también sus hijos pequeños.
Elena Tresgallo
ELENA TRESGALLO

La esencia de la pasieguería no reside sólo en los tópicos de las costumbres trashumantes de una antigua estirpe pastoril, una raza errante rodeada siempre de un halo de misterio sobre sus orígenes. Los pasiegos son, y han sido, un pueblo con mucho talento que emana de una sociedad matriarcal donde las mujeres llevan todo el peso de la casa, el trabajo o los hijos. El historiador pasiego Javier Gómez Arroyo, ha rescatado en su último libro once historias vitales que dan muestra de la inteligencia innata y la fortaleza intelectual de una sociedad criada entre pastos y ganado, pero que ha aportado grandes nombres a la historia de este país, tanto en el ámbito de la política, como de la ciencia o del mundo empresarial.

 

Fotos