Tres acusados a juicio por vender un ático ocultando humedades

Tres acusados a juicio por vender un ático ocultando humedades

El informe del perito señala que se había puesto un revestimiento de pladur para cubrir la pared de una buhardilla en Santa María de Cayón

AGENCIAS

La Audiencia de Cantabria juzgará el martes a tres acusados de vender un ático ocultando la existencia de problemas de humedad al comprador, que ejerce la acusación particular y pide para ellos cuatro años y medio, y una multa de 8.100 euros por un delito de estafa. La Fiscalía pide la absolución, de manera que solo la acusación particular solicitará que se condene a estos acusados.

En el escrito de calificación provisional de esta acusación se explica que los tres acusados, personas ligadas al mundo de la construcción, eran propietarios de un ático en Sarón (Santa María de Cayón). En julio de 2013, la comunidad de propietarios se reunió y fue informada de la existencia de humedades y de que era necesario hacer reparaciones urgentes.

El escrito de la acusación particular indica que los tres acusados, conscientes de los problemas que tenía esa propiedad, la anunciaron en una inmobiliaria y lograron venderla por 124.000 euros. El comprador residía en México, y fue su hermana la que descubrió las obras que se estaban llevando a cabo en el inmueble, con sucesivas derramas.

Una perito arquitecta recogió en un informe que se producían filtraciones de agua en la vivienda, con desprendimientos de pintura, «e incluso la aparición de hongos» por la humedad. El informe del perito indicaba que se había puesto un revestimiento de pladur para cubrir la pared.

La acusación particular destaca que los acusados «son todos profesionales de la construcción y conocían y sabían que así era imposible solucionar los problemas tan graves de humedad». Y sostiene que colocaron el pladur para pintar toda la pared y ocular las humedades.

El juicio será el martes a las diez de la mañana en la Audiencia cántabra y, de forma subsidiaria a los ctro años y medio de cárcel y la multa de 8.100 euros por un delito de estafa, la acusación particular pide dos años y medio de prisión y multa de 5.400 euros.

Además, reclama una indemnización de más de 135.000 euros por la compra-venta del ático, por el precio pagado y los impuestos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos