eldiariomontanes.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 8 / 13 || Mañana 7 / 13 |
más información sobre el tiempo
Estás en: >
Noticias

salud

Una máquina diseña el fármaco perfecto para cada paciente

En cinco años la medicina hará tratamientos personalizados en función de la enfermedad y los hábitos de vida de cada persona

23.01.14 - 13:04 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Una máquina diseña el fármaco perfecto para cada paciente
De izquierda a derecha, Xabier Elcoroaristizábal, Carlos Cortijo y Marcel Ferrer-Alcón, en las instalaciones del Pctcan. / Alberto Aja

En 2001 se presentó el borrador del genoma humano, fecha en la que se comenzó a hablar del despegue de la medicina personalizada. ¿Estamos cerca de prevenir, diagnosticar y tratar las enfermedades de manera individualizada? ¿O sigue siendo una utopía? La respuesta la da Carlos Cortijo, socio fundador de Genetracer Biotech, una empresa ubicada en el Parque Científico y Tecnológico de Cantabria (Pctcan) en la que también trabajan Marcel Ferrer-Alcón y Xabier Elcoroaristizabal y que acaba de ganar el primer premio del concurso de Empresas de Base Tecnológica organizado por el Gobierno de Cantabria, a través de Sodercán. «La medicina personalizada ha llegado para quedarse. En el futuro –cinco o seis años– los tratamientos serán a medida para cada paciente», dice Cortijo. En esto lleva años trabajando Genetracer Biotech, en el desarrollo y fabricación de pruebas de diagnóstico y análisis genéticos que permiten obtener un pronóstico de enfermedades comunes. Detecta las diferencias genéticas en la población que afectan a la respuesta individual de un medicamento y personaliza el tratamiento farmacológico a cada individuo. Se evitan así las reacciones adversas de la medicación.

Contrariamente a lo que se dijo en los albores del siglo XXI, el ADN no es todo en medicina personalizada. Aquella vieja idea de que todos llevaríamos nuestra secuencia de ADN en un chip en nuestro bolsillo está de momento lejos de convertirse en realidad. El tiempo ha demostrado que la alianza entre medicina y genética es mucho más compleja de lo que se pensaba. Para llegar a la medicina personalizada, hay que personalizar también el cuidado de la salud. Cortijo explica los cuatro pilares en los que se sustenta la medicina personalizada. «Está basada en el conocimiento de cómo las variaciones genéticas pueden condicionar el tratamiento individual más adecuado», argumenta. Y, además, «es predictiva, porque permite identificar en qué condiciones una persona podría desarrollar una enfermedad en el futuro y cómo responderá a un determinado tratamiento, lo que permite diseñar una estrategia ‘a medida’». Y «es preventiva porque permite elaborar abordajes proactivos, cambiando el foco desde la enfermedad a la prevención y al concepto de salud y bienestar».

Y, por último, es participativa al «capacitar a los pacientes para tomar decisiones basadas en información y responsabilizarse de su propio estado de salud».

¿Pero cómo empezó el proyecto Genetracer? Carlos Cortijo estudió Farmacia y derivó su tesis doctoral hacia el estudio de la medicina personalizada. En el País Vasco desarrolló su trabajo en 22 hospitales y con más de mil pacientes. De este trabajo surgieron las primeras patentes y el embrión de la nueva empresa. A su proyecto se sumaron Marcel Ferrer-Alcón, Doctor en Bioquímica por la Universidad de Ginebra, y Xabier Elcoroaristizabal, Doctor en Biología Molecular por la Universidad del País Vasco. Y hace dos meses, por fin, la empresa vio la luz. Su trabajo abarca dos líneas diferentes. De un lado, siguen adelante con la investigación y el desarrollo de nuevas patentes en la línea de alcanzar una medicina «más personalizada, más predictiva y más participativa», señala Cortijo.

Porque en el futuro el paciente será más dueño de su salud. Deberá participar más en su cuidado personal y corregir sus hábitos para conseguir un estilo de vida más saludable. Y esto ayudará a prevenir enfermedades. Pero si estas llegan, habrá fármacos más efectivos porque «una máquina podrá calcular el medicamento más adecuado para una persona y la dosis que más le conviene», avanza Cortijo.

Y en este campo, pese a los recortes que ha sufrido la investigación, la sanidad española «es puntera», defiende este investigador. La crisis, no lo niega, ha sido un handicap, pero la investigación sanitaria, al igual que la educación, es un pilar básico para la sociedad.

Y las ventajas de la medicina personalizada son muchas. Además de mejorar la calidad de vida del paciente y dar de forma inmediata con el tratamiento perfecto para cada persona, supone un ahorro importante para la sanidad pública. Se calcula que el coste anual por reacciones adversas a medicamentos suma del orden de mil millones de euros. Y si se reduce a las reacciones adversas graves, el sistema de salud gasta al año 300 millones de euros. El objetivo de esta joven empresa (www.genetracerbiotech.com) es dar a conocer su trabajo para poder exportar su tecnología primero al resto de España y luego al mundo.

En Tuenti

El Diario Montañes

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.