Quince empresas presentan ofertas para ejecutar la renovación de Cisneros

Las obras, que supondrán una inversión cercana a los 1,7 millones de euros, se prevé que comiencen a principios de verano

EUROPA PRESSsantander

Un total de 15 empresas han presentado sus ofertas para ejecutar el proyecto de renovación urbana de la calle Cisneros , que el Ayuntamiento de Santander ha sacado a licitación por un presupuesto de 1.677.008 euros y un plazo de ejecución de 9 meses, según informó el concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz.

Díaz indicó que se prevé que a comienzos del verano puedan empezar las obras de un proyecto que tiene un triple objetivo: seguir atendiendo a las necesidades de los barrios de la ciudad, mejorar la calidad de vida de sus vecinos y fomentar la inversión productiva, generadora de actividad económica y empleo.

El proyecto consiste en la renovación urbana de la calle Cisneros , desde la Gota de Leche hasta Camilo Alonso Vega, que cuenta con una longitud de 880 metros, continuando así con la actuación que ya se realizó hace unos años y que abarcó el tramo desde la Plaza de La Esperanza hasta la Gota de Leche.

Se trata de una zona de la ciudad con una elevada densidad de población, que cuenta con una importante actividad comercial, por lo que se registra una notable presencia de peatones en sus calles y de circulación de vehículos, con la calle Cisneros ejerciendo como eje vertebrador en sentido longitudinal oeste-este.

"Buscamos conseguir una calle más amable y agradable para el peatón, pero también más cómoda y segura para la circulación de vehículos", incidió el responsable municipal de Infraestructuras.

Díaz destacó la mejora de la calidad de vida de los vecinos del entorno de la calle Cisneros y Numancia que se está produciendo a través de las diversas actuaciones que ya están en marcha en la zona, como la creación de un centro cívico, la instalación de escaleras y rampas mecánicas hasta General Dávila y la reordenación del tráfico en la plaza de Numancia. "En pocos meses, todo este espacio se verá notablemente mejorado", resumió el concejal.

Eliminar barreras

La actuación supondrá la mejora de los espacios existentes: tanto de las aceras como de la calzada, así como una renovación de las infraestructuras de servicios. La calle mantendrá su sección tipo actual, si bien las dos aceras pasarán a tener un ancho mínimo de 1,80 metros, cumpliendo así las exigencias de la normativa de accesibilidad.

La calzada para el tránsito de vehículos tendrá una anchura de 3,20 metros, y se mantendrá la disposición del aparcamiento en cordón a lo largo de la calle, tal y como está en la actualidad.

Las obras proyectadas consistirán fundamentalmente en la renovación de las aceras, así como del aglomerado de la calzada; la creación de 5 áreas estanciales a lo largo de la calle, con bancos y arbolado, que facilitarán el descanso a los peatones y mejorarán la imagen urbana; y la eliminación de barreras arquitectónicas, sustituyendo las escaleras que existen en la conexión de la calle San Andrés con Camilo Alonso Vega por unas rampas, mejorando de esta manera notablemente la accesibilidad.

Asimismo, se renovarán completamente las infraestructuras correspondientes a la red de saneamiento, abastecimiento y drenaje superficial. En ambos casos se trata de redes antiguas y, en el caso de la red de abastecimiento de agua, se da la circunstancia, además, de que se hace necesario eliminar tramos de fibrocemento, más propensos a sufrir roturas.

Estas renovaciones de infraestructuras se complementan con la eliminación de cruces transversales de tendidos aéreos de diferentes compañías, la modificación de la ubicación de un grupo semafórico en la calle Camilo Alonso Vega y la dotación de canalizaciones para la red municipal de semafórica de telecomunicaciones.

Díaz recordó que el equipo de gobierno municipal se ha reunido con las asociaciones de vecinos del entorno para presentarles la iniciativa y han acordado con ellos formar un grupo de trabajo entre sus representantes y los técnicos municipales responsables del proyecto para hacer un seguimiento continuo durante la ejecución de las obras.