El Barrio Pesquero inaugura el paseo Alberto Pico

El Barrio Pesquero inaugura el paseo Alberto Pico

La calle Las Quebrantas pasa a llamarse desede este sábado con el nombre del párroco

REDACCIÓN

Alberto Pico, párroco durante más de cuarenta años en el Barrio Pesquero de Santander y fallecido a principios de junio, tiene desde este sábado una calle en su memoria, un reconocimiento "infinito" a la "gran labor social y educativa" que desarrolló y con el que ahora su nombre queda "unido para siempre" a este lugar, según ha manifestado el alcalde de Santander, Iñigo de la Serna, antes de descubrir la placa con el nombre del paseo Alberto Pico, hasta ahora denominada calle Las Quebrantas.

A estas palabras, De la Serna ha añadido que el párroco realizaba esta labor "sin hacer ruido", desde el "anonimato" y con "mucha sencillez". En resumen, una persona de la que Santander se sentía "orgullosa", lo mismo que ahora de que su nombre figure en el callejero de la ciudad.

El alcalde estaba acompañado de Carmen San Millán, la mujer que cuidó de Pico durante sus cuarenta años en el barrio. Esta ha destacado la "lucha titánica" del párroco por conseguir recursos para los centros educativos del barrio y otras necesidades. "Sableaba a quien fuera para tener más billetes de tren", ha relatado esta mujer, quien, además, ha destacado que Pico consiguió que el Barrio Pesquero fuera "tenido en cuenta".