Santander rinde homenaje a Miguel Ángel Blanco, en el aniversario de su asesinato

El alcalde ha depositado una corona de laurel a los pies junto al monumento a las víctimas del terrorismo, en La Magdalena./
El alcalde ha depositado una corona de laurel a los pies junto al monumento a las víctimas del terrorismo, en La Magdalena.

El acto se ha celebrado en el monumento a las víctimas del terrorismo, en el Parque de La Magdalena

REDACCIÓN

El alcalde de Santander, Iñigo de la Serna, ha presidido esta mañana el homenaje que la ciudad ha rendido al concejal del Partido Popular del País Vasco Miguel Ángel Blanco, secuestrado y asesinado por ETA en julio de 1997, hace ahora 17 años.

El alcalde y el presidente de la Delegación en Cantabria de la Asociación Víctimas del Terrorismo, Javier Rodríguez, han depositado una corona de laurel a los pies de una fotografía de Miguel Ángel Blanco, situada junto al monumento a las víctimas del terrorismo, en el Parque de La Magdalena.

ver más

La ciudad se ha sumado así a los 29 ayuntamientos españoles que han organizado diversos actos con el objetivo de recordar a Miguel Ángel Blanco y dar sentido y significado a su memoria, desde la defensa de los principios constitucionales y en recuerdo y homenaje permanente a todas las víctimas del terrorismo, tal como expresa el comunicado institucional, consensuado por los tres grupos políticos municipales, que ha leído el alcalde.

Con este acto, se pretende recordar a todas las víctimas que el terrorismo ha dejado en España a lo largo de más de cincuenta años, y especialmente a todos los santanderinos que han muerto víctimas de esta lacra, acompañando a sus familiares, honrando la memoria de las víctimas en una demostración pública de unión y apoyo sin fisuras.

Las víctimas del terrorismo son un referente moral y un espejo en el que debemos mirarnos como ejemplo de convivencia y que nos recuerdan permanentemente la importancia de los principios de Memoria, Dignidad y Justicia, ha remarcado De la Serna, quien ha añadido que, en aquellos días se trazó la línea divisoria entre demócratas y totalitarios, la sociedad española tuvo claro quiénes eran las víctimas y quienes los verdugos.

Miguel Ángel Blanco permanece en la conciencia y en el corazón de todos nosotros, es un referente y un símbolo de libertad, conciencia y solidaridad, de la defensa de los principios democráticos por los que miles de ciudadanos españoles han dado su vida, su integridad física, su libertad o su seguridad en una larga lucha por la derrota del terrorismo aún sin resolver, ha afirmado el alcalde.

De la Serna ha destacado que aquellos días de julio unieron a la ciudadanía en la defensa de la Libertad y la Dignidad, asentaron la metodología más efectiva en la lucha contra esta lacra: la aplicación del Estado de derecho, la colaboración internacional, la solidaridad con las víctimas y la deslegitimación del terrorismo en todas sus formas y manifestaciones.