Dos mujeres heridas graves al ceder una barandilla en Ciriego

Zona en la que la barra de protección de los nichos cedió./
Zona en la que la barra de protección de los nichos cedió.

Una barra de protección de la zona suroeste de nichos se desprendió, causándoles graves daños | Una de las accidentadas tuvo que ser operada ayer de urgencia

NIEVES BOLADOSantander

Lo que tendría que haber sido una jornada de recuerdo a los seres queridos fallecidos, se convirtió ayer en un día de tragedia para dos vecinas de Santander que resultaron heridas de gravedad cuando se encontraban en Ciriego, rezando ante los nichos de sus difuntos, al ceder una barandilla y caer al suelo. A la hora de cerrar esta edición, una de las dos mujeres salía del quirófano del Hospital Marqués de Valdecilla donde fue operada de urgencia durante cuatro horas al detectársele una hemorragia interna. Las dos mujeres permanecen ingresadas en el centro médico a la espera de una favorable evolución.

El Ayuntamiento encarga un informe pericial del accidente

Para esclarecer sus causas

El Ayuntamiento de Santander ha encargado un informe pericial para esclarecer todo lo ocurrido en torno al accidente en Ciriego, donde dos mujeres de 72 años resultaron heridas al caer desde una altura de 1,5 metros al ceder una de las barandillas del cementerio.

Las dos víctimas continúan hospitalizadas en Valdecilla, con pronóstico reservado, según ha informado el Consistorio en una nota.

También indica que el concejal de Protección Ciudadana, Antonio Gómez, y la consejera delegada de la Sociedad Cementerio Jardín, Ana González Pescador, han acudido de nuevo este lunes al hospital en representación del Ayuntamiento para interesarse por el estado de salud de las heridas y ponerse a disposición de los familiares en relación a lo ocurrido.

Una de las dos mujeres ambas de 72 años de edad estaba anoche en estado «muy grave» según habían manifestado los médicos a la familia. Esta mujer fue operada de urgencia nada más llegar al HospitalValdecilla, en torno a las tres de la tarde, donde los médicos trataron de contener la hemorragia interna que sufría, además de un fuerte golpe en la cabeza. Después de cuatro horas en el quirófano pasó a la UCI, a la espera de ver su evolución y decidir en torno a una nueva intervención quirúrgica. Su amiga tiene una vértebra rota y una lesión en el globo ocular, además de otro golpe muy fuerte en la cabeza y varias costillas fracturadas. Su situación, en principio, no reviste tanta gravedad.

Las dos mujeres, viejas amigas y vecinas de Santander, acudieron ayer domingo al cementerio como lo hacen cada domingo desde que perdieran a sus esposos y los hijos de una de ellas. Siempre van juntas a rezar por sus seres queridos, y después suelen pasar la jornada en compañía. Pero ayer sus intenciones se vieron seriamente frustradas por un hecho que bien pudo costarles la vida.

Se rompió la barandilla

Sobre las dos de la tarde estaban en la plataforma de los nichos 50, 51 y 52, situados en el edificio 1 de la zona suroeste del camposanto, justo a la izquierda de la entrada a Ciriego, junto al paredón que le separa de la carretera de acceso de la Virgen del Mar. Aunque no hay referencia de testigos, según el parte inicial del suceso, las dos mujeres se apoyaron en la barandilla que protege el pasillo de la nichería ya que en la zona en la que se encontraban hay un desnivel de algo menos de dos metros de altura, por el que cayeron al quebrarse la barra de protección. Como consecuencia del impacto sufrieron importantes heridas. De hecho en el lugar donde ocurrió el accidente ayer todavía era visible un gran charco de sangre.

A la hora en la que ocurrió el suceso en torno a las dos de la tarde tanto la directora del recinto, María Bolado, como los operarios que trabajan en el camposanto, habían ido a almorzar. Tampoco había demasiada gente en el interior del cementerio. Fueron los policías locales los que actuaron. Cuando llegó la ambulancia, la barrera que impide el acceso al interior, desde la explanada del aparcamiento, estaba bajada. Debido a este hecho y según ha explicado la propia directora los sanitarios tuvieron que acceder hasta el lugar del accidente, situado a unos 200 metros de la entrada, a pie. Allí atendieron a las dos mujeres, que fueron evacuadas hasta el hospital Valdecilla.

La directora del recinto, María Bolado, fue avisada por el concesionario de la marmolería exterior la firma Nereo del accidente, por lo que se personó rápidamente en Ciriego. Según ha explicado, junto a los operarios, recorrieron el lugar del accidente, donde todavía ayer estaba tirada la balaustrada metálica que cedió, observando que estaba oxidada. Tras una revisión de toda la zona, otra balaustrada cercana fue quitada al cerciorarse de que, igualmente, estaba roñosa. Al Hospital Valdecilla acudieron el portavoz del equipo de gobierno municipal, Antonio Gómez, y la consejera delegada de la Sociedad Cementerio Jardín, Ana González, a interesarse por las dos mujeres heridas.