Desde hace 75 años en Santander

Imagen antigua del Hospital Santa Clotilde de Santander./
Imagen antigua del Hospital Santa Clotilde de Santander.

La duquesa consorte de Santa Elena donó su palacio de General Dávila a la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios en 1938

JUAN CARLOS FLORES-GISPERTSantander

La historia del Hospital Santa Clotilde se inicia en Santander en el año 1938 después de la donación que Clotilde Gallo Díaz de Bustamante, duquesa consorte de Santa Elena, hizo a la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios. Donó a la orden la que era su residencia de verano en Santander en el paseo del General Dávila número 35. El Palacio de Bella Vista, hoy con sucesivas reformas acoge el Hospital Santa Clotilde, llamado asi en honor a quien regaló el edificio. El hospital ha cumplido 75 años.

Los Hermanos de San Juan de Dios llegan a Santander para hacerse cargo del palacio heredado y en 1940, procedentes del Hospital San Rafael (Madrid) vienen 20 niños a pasar el periodo estival a Santa Clotilde. Este hecho convertirá al Centro en Hospital Infantil, especializado en procesos de traumatología, poliomielitis y tuberculosis ósea.

En los años 70 se pone en marcha un servicio de cirugía cardiaca y estudios hemodinámicos. De esta forma el hospital va desarrollándose como centro médico-quirúrgico.

Desde finales de los años 80, el Hospital Santa Clotilde se perfila como centro de media estancia, especializándose en la atención geriátrica integral y manteniendo la actividad quirúrgica orientada a los procesos de listas de espera. La actividad principal está concertada con el Servicio Cántabro de Salud, además de colaborar con entidades aseguradoras y pacientes del ámbito privado.

En la actualidad, el hospital presta servicios sanitarios especializados, orientados al tratamiento y rehabilitación personalizada de los pacientes, con el objetivo de mejorar su estado de salud, aliviar su enfermedad y lograr su bienestar, mediante equipos de trabajo interdisciplinar.

 

Fotos

Vídeos