Detenida por pegar a su hija de diez años porque llegó tarde

Los vecinos llamaron a la Policía Local que, por "protocolo", trasladó a la niña a la Residencia y arrestó a la madre por un delito de violencia doméstica

MARIÑA ÁLVAREZSantander

La Policía Local de Santander detuvo este martes por la tarde a una mujer que arreó un bofetón y tiró del pelo a su hija, de diez años de edad, por llegar a casa dos horas tarde sin avisar. "Es verdad, me puse muy nerviosa", admitió ante los agentes que se presentaron en su vivienda después de que unos vecinos llamaran al 092 para avisar de una posible pelea en esta casa.

Según ha podido saber este periódico, la situación fue la siguiente: el horario de salida del colegio es a las dos de la tarde. A las tres, visto que su hija no llegaba, la madre acudió a buscarla al centro y unas amigas de la niña le contaron que ya se había marchado. Volvió a casa a esperarla. Apareció a las cuatro de la tarde. Presa de "los nervios", según reconoció, la agarró por el pelo y le pegó dos bofetadas, trifulca escuchada por el vecindario del edificio, en la calle Los Ciruelos, que alertó a las fuerzas de seguridad. Los agentes se la encontraron "más asustada que la hija".

"Por protocolo", según fuentes policiales, la niña fue trasladada a la Residencia Cantabria para verificar posibles lesiones y "no tenía nada". A la vez, la madre fue conducida a dependencias policiales en calidad de detenida por un presunto delito de violencia doméstica. Mientras se realizaban las diligencias, hubo que llamar a un familiar de la niña para que se hiciera cargo de ella porque la madre seguía detenida. El tío materno la recogió y la progenitora, cuando terminó el papeleo, regresó a su casa a las ocho de la tarde.

Esta misma mañana la madre estaba citada para una vista en el juzgado de guardia.

 

Fotos

Vídeos