Las autocaravanas podrán aparcar en Las Llamas este verano

Las autocaravanas podrán aparcar en Las Llamas este verano

El Ayuntamiento de Santander habilitará 25 plazas en la calle Mariano Fernández Fontecha

DM .Santander

Santander tendrá este verano una zona de descanso para autocaravanas con 25 plazas junto al Parque de Las Llamas. La anulación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Santander impide que el área que estaba prevista en Mataleñas se pueda llevar adelante. Así que este viernes la alcaldesa de Santander, Gema Igual, y la responsable de Cultura y Turismo, Miriam Díaz, han anunciado el nuevo emplazamiento.

La zona de descanso se 'pintará' en uno de los dos aparcamientos de la calle Marino Fernández Fontecha, que va desde el puente de Arenas a la rotonda del Palacio de Deportes. Se trata, ha dicho Igual, de que las autocaravanas, "sin hacer competencia a los cámping", puedan pasar "unas horas determinadas" mientras sus ocupantes hacen visitas turísticas en la ciudad, comen o se van de compras.

Igual y Díaz han anunciado este viernes un segundo proyecto: la creación de un centro para visitantes en la Casa de los Guardeses. La actuación tendrá que esperar hasta principios de verano (junio) porque el edificio estará ocupado por el equipo redactor del plan director de La Magdalena "y además hay que estudiar las fórmulas legales que permitan ponerlo en marcha", ha explicao la alcaldesa.

La idea es aunar en un mismo centro la información turística con la venta de entradas y las reservas para que el visitante salga con su estancia en la ciudad planificada y los tickets que necesite, para lo que se prevé convocar un concurso. El edificio fue ya centro de información turística y de venta de merchandising durante el Mundial de Vela de 2014.

Atención al peregrino

El turismo de peregrinaje vinculado al Camino de Santiago ha sido otro de los asuntos que se han tratado en la sectorial, donde se ha destacado la necesidad de que Santander cuente con una oficina de atención al peregrino que ofrezca información más específica que las de turismo y con un albergue.

El Ayuntamiento y el Obispado de Santander siguen en conversaciones para crear un albergue en el centro de la ciudad y el lugar que consideran más idóneo es un edificio, propiedad del Obispado, situado en la calle Limón.

Dentro de las actividades de promoción turística, se hará una campaña para atraer a visitantes de fin de semana con la gastronomía como gancho. Se promocionará la hora del vermú, las rabas y los caracolillos con food trucks en ciudades cercanas.

Además el Ayuntamiento tiene previsto difundir diez nuevos folletos en internet- aunque alguno podría ser también editado para ferias- con el fin de mostrar otros atractivos de la ciudad, que los visitantes vean que Santander da para más de tres días y se animen a alargar su estancia.

Los folletos virtuales, que han sido presentados en la sectorial, proponen varias rutas y formas distintas de conocer la ciudad: el ensanche histórico, Santander para instagramer, espacios culturales, la arquitectura de la reconstrucción, Santander para runners y Santander religioso y cofrade.

Igual ha anunciado asimismo que "en breve" saldrá a licitación un estudio sobre la futura señalética de la ciudad, por un importe de 60.000 euros y un plazo de seis meses.