Los afectados por la cancelación del concierto de Guetta también reclaman daños al Ayuntamiento de Santander

Los aficionados protestan el día de concierto /Roberto Ruiz
Los aficionados protestan el día de concierto / Roberto Ruiz

La demanda colectiva que incluye a un millar de personas ha presentado una reclamación administrativa por daños y perjuicios

DM .
DM .Santander

La representación legal de afectados por la cancelación del concierto de David Guetta en Santander han presentado ahora una reclamación administrativa contra el Ayuntamiento por daños y perjuicios, ya que entienden que el Consistorio fue el organizador del espectáculo y no actuó correctamente ni ejerció el papel de control que le correspondía. Los afectados que se han unido en una única demanda con un millar de reclamantes se había dirigido hasta ahora a la promotora del concierto, la unión temporal de empresas La Campa, formada por Delfuego Booking y Heart of Gold, a la que reclamaban el importe de la entrada más daños y perjuicios. A la reclamación económica se sumó una querella criminal por apropiación indebida, estafa y alzamiento de bienes.

En la nueva reclamación, a la que ha tenido acceso Efe, la demanda se extiende al Ayuntamiento de Santander - que ya reclamó a la empresa la devolución de las entradas- y en ella se señala que el concierto de Guetta, previsto el 28 de julio pero que no llegó a celebrarse, fue «organizado por el propio Ayuntamiento» con ocasión de las fiestas de la Semana Grande, lo que hace que le corresponda al Consistorio «responder de los daños causados a los ciudadanos como consecuencia de la anulación del evento».

«La organización de los Conciertos de la Semana Grande de Santander pertenece, en efecto, al ámbito del servicio público a efectos de responsabilidad patrimonial, aun cuando la actividad de organización directa se encargue a una empresa privada», dice la reclamación, que ya se ha presentado en el Ayuntamiento vía registro.

El Ayuntamiento convocó un proceso público en el que concedió a la UTE formada por Delfuegobooking y Heart of Gold la licencia para la ocupación del espacio de la campa de la Magdalena para organizar el festival. Fue la primera vez que estas empresas se hacían cargo de este evento. Tras el escándalo por la incomparecencia de Guetta, el Ayuntamiento de Santander termino por acordar no prorroga a 'La Campa' la licencia para celebrar los conciertos de Semana Grande del año que viene y sacar de nuevo a concurso la organización de este festival debido a que la promotora del concierto presentó concurso voluntario de acreedores.

La reclamación de los afectados destaca que el Ayuntamiento no vigiló la correcta solvencia económica del contratista, «que actualmente es insolvente», ni tampoco el aseguramiento del riesgo mediante un seguro para cubrir los daños que se pudieran causar en caso de cancelación de los conciertos, como ocurrió.

«Ambas cuestiones deberían haber sido correctamente comprobadas conforme a los pliegos que regían el otorgamiento de la autorización demanial y, sin embargo, ambos aspectos han resultado fallidos», se explica en la reclamación, que es un paso previo a la interposición de acciones legales contra el Consistorio.

El escrito presentado en el registro alude a jurisprudencia del Tribunal Supremo, según la cual en los casos de fiestas municipales, organizadas o patrocinadas por un ayuntamiento, sería esta administración la responsable de los daños que se puedan generar a los ciudadanos «con independencia de que la gestión se haya realizado por comisiones o, incluso, por entidades con personalidad jurídica independiente».

La representación de estos afectados subraya que éste ha sido «un verdadero contrato administrativo» y que, por consiguiente, «responde el Ayuntamiento» no sólo porque se trata de una actividad «que forma parte del servicio público», sino también «en virtud de lo dispuesto en la legislación contractual».

Esta reclamación la ha registrado el abogado Álvaro Sánchez Pego, uno de los que impulsa una demanda colectiva contra la empresa organizadora de los conciertos para reclamar el dinero de las entradas y los perjuicios económicos por la cancelación del show de Guetta.

Además, una de las empresas de la UTE que organizó estos conciertos de la Campa de la Magdalena, Delfuegobooking, se ha declarado en concurso y su administrador ha señalado en su informe que está en situación de insolvencia «irreversible».

 

Fotos

Vídeos