La calle Miguel Artigas, 'abierta en canal' para cambiar todos los servicios

Imagen de la calle Miguel Artigas, tomada en la tarde de ayer, con Cervantes y Gravina al fondo. /Maria Gil
Imagen de la calle Miguel Artigas, tomada en la tarde de ayer, con Cervantes y Gravina al fondo. / Maria Gil

La obra en la céntrica calle no es sólo un cambio de baldosas, sino que alcanza al subsuelo por donde discurren tuberías de agua, saneamiento, gas y red eléctrica

Juan Carlos Flores-Gispert
JUAN CARLOS FLORES-GISPERTSantander

La previsión municipal es que la obra de renovación de servicios y mejora de la calle del bibliotecario Miguel Artigas esté acabada en la tercera semana del mes de julio. Hasta entonces esta céntrica vía peatonal permanece 'abierta en canal' para proceder al cambio de todas las tuberías que discurren por el subsuelo, porque la obra no es solo de mejora en superficie, con baldosas de granito blanco cristal y piezas de colores: se trata de mejorar todo lo que discurre por debajo. Que es mucho.

En la calle Miguel Artigas, por tanto, se renovará el pavimento de la acera, siguiendo el modelo de la calle Rubio con baldosas de granito de gran formato en las que se intercalan aleatoriamente baldosas de diferentes colores, se colocará nuevo mobiliario urbano y se plantará nuevo arbolado. Y también se procede a la sustitución y mejora de las canalizaciones subterráneas.

En estos momentos, tras la retirada de todo el mobiliario y de las farolas, ya está demolido el 80% del pavimento y se ha finalizado la renovación del colector principal así como las acometidas domiciliarias.

La calle se reabrirá al tráfico peatonal en su totalidad en la tercera semana de julio

En cuanto a la red de abastecimiento está instalada y probada la nueva tubería principal de fundición y presentadas, con sus respectivas válvulas, las distintas acometidas a viviendas y comercios. El cambio a las nuevas acometidas se llevará a cabo en las próximas semanas a medida que se proceda a la demolición de los tramos de aceras frente a fachadas utilizados actualmente para el tránsito peatonal. Porque, para facilitar la vida a los vecinos, transeúntes y comerciantes de la calle, primero se trabaja en el centro de la calle y, más adelante, se abordará la obra en los laterales.

La mejora de la red eléctrica, de alumbrado y de telecomunicaciones será finalizada esta semana y ya se está instalando la nueva tubería de gas. La próxima semana dará comienzo el replanteo, excavación e instalación de las canaletas de recogida de aguas pluviales y, para finales de mes, comenzará el extendido de la solera de hormigón. La colocación de las nuevas losas de granito comenzará a primeros de julio. Las nuevas farolas, el arbolado y el mobiliario se instalarán a medida que la pavimentación avance para dar servicio a los transeúntes.

Las obras de renovación en Miguel Artigas se engloban dentro del proyecto de mejora de la calle Cervantes. El pasado 8 de mayo se inició la renovación de Miguel Artigas, que acabará en la tercera semana de julio, antes de la Semana Grande. La transformación de Cervantes se deja para septiembre y se hará en tiempo récord para que esté finalizada entes de Navidad. La obra la ejecuta la empresa SIEC, con un coste de 1,3 millones de euros a cargo del erario municipal.

Coches por Cervantes

Como explicó la alcaldesa, Gema Igual, el día que se iniciaron las obras en Miguel Artigas, «se actúa en Cervantes, en el tramo entre Jesús de Monasterio y Cisneros por el mal estado de la calzada, las estrechas aceras y el aspecto general, con los contenedores en las aceras. Cuando acabe la obra, aceras y calzadas estarán al mismo nivel, los contenedores estarán soterrados y habrá un solo carril de circulación de coches, la calle tendrá árboles y se decidirá si se permite la circulación general de vehículos o queda solo reservado a los vecinos y los servicios públicos». Este extremo es muy importante para la circulación en esta zona céntrica de Santander.

Peña Herbosa, a la espera del asfaltado en las intersecciones

La calle Peña Herbosa se reabrirá al tráfico cuando estén asfaltadas las intersecciones de esta vía con Gándara yCasimiro Sainz. Hasta que la amenaza de lluvia no desaparezca no se puede asfaltar pero, mientras tanto, siguen los trabajos complementarios, como el relleno de los alcorques con tierra y la instalación de nuevas papeleras. Los vecinos se extrañan de que las nuevas papeleras sean diferentes a las existentes. «Ahora hay de dos tipos, ¿por qué?» dice una residente.

Por su parte, los hosteleros están «muy contentos de cómo ha quedado la calle. Ha mejorado mucho y nos hubiera gustado que cambiasen también los árboles», dice Marga Cobo, presidenta la asociación de hosteleros 'Peña Herbosa'.Entre sus planes está organizar fiestas durante la Semana Grande. Y es que en Peña Herbosa hay veinte locales de hostelería y una heladería, Vía Mazzini.Ésta se traslada a Castelar. Lo que no aprueban los hosteleros es que vuelvan a la calle los contenedores de basura, que fueron trasladados de manera provisional a la calle Gándara.«Rompe la estética», dicen.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos